Fundación y tradición de la modernidad literaria en Venezuela

Víctor Bravo
1994 Revista iberoamericana  
La modernidad envuelve a la cultura latinoamericana y le otorga la conciencia del distanciamiento. Desde el interior de lenguas europeas transpiantadas, segin expresi n de Octavio Paz, el continente nombra una modernidad que le es a la vez, y quizas de manera irremediable, interior y extraila. La experiencia de esa extrafeza, vivida sin embargo como lo que nos constituye en el fragor de una permanente heterogeneidad, nos ileva a la asunci6n y al rechazo: nuestra fundaci6n nos niega y nuestra
more » ... acibn nos funda. Angel Rama ha expresado esta contradiccion de la cultura latinoamericana: "La modernidad no es renunciable y negarse a ella es suicida; l o es tambien renunciar a si mismo para aceptarla". Cual es la experiencia latinoamericana de la modemidad? En los pianos economico, politico y social ha sido sin duda una historia de bisquedas, extravios y fracasos: las estrategias de progreso, industrializaci6n y democratizacibn revelan, al final de siglo, sus imperfecciones o su ceguera. La reflexivn sociollagica ha dado cuenta de la distancia, al parecer cada vez mas amplia, y a pesar de esfuerzos y logros significativos en uno y otro pais, entre nuestras naciones y las naciones con un proceso intenso de modemnizacion. La modemnidad cultural y literaria quiza podria resumirse en la palabra reflexividad. Segun Edgar Morin, el paradigma que fundamenta la epoca moderna es el metodo cartesiano: la duda y negacion de l o presupuesto o instituido y la busqueda de una realidad o de una verdad esencial; doble movimiento: la negatividad que, como seflalara Habermas, la lleva a rebelarse contra todo l o que es normativo, y Ia reconstruccion, el brillo de una promesa de felicidad, la revelacion de que la vida, como indicara Musil, es de naturaleza utbpica. En este sentido la conciencia reflexiva que la modemnidad conlleva, interroga y cuestiona incesantemente las presuposiciones del existir: el ser y la verdad, el tiempo y la causalidad, el espacio y el sentido. El ser, desprendido de la certeza religiosa, en el proceso de secularizacion que se inicia con el Renacimiento, encuentra, primero, con Descartes y la Ilustracibn, su centro en la racionalidad para, cuando esta se pone en cuestibn, enfrentarse a sus propios abismos del inconsciente o de la locura, de las infinitas formas de la alteridad que, sin embargo, alcanzan en el lenguaje su centro. Freud, y Nietzsche, Mallarme y Heidegger fundanin, desde diferentes perspectivas, ese ambito de lenguaje como "casa del ser", donde se
doi:10.5195/reviberoamer.1994.6493 fatcat:xwy2cxlkijc6vkine4e7oe2ldq