Cuidados post-PCR ILCOR 2010

Marta Bernardino Santos
2011 Revista Electrónica de AnestesiaR  
La recuperación del ritmo cardiaco espontáneo (Return of Spotaneus Circulation, ROSC) es sólo el primer paso para conseguir la recuperación completa tras una PCR. Dependiendo de la duración y la etiología de la PCR, tras la ROSC se inicia un periodo de gravedad y duración variable en el que paciente puede sufrir daño neurológico, inestabilidad hemodinámica, alteraciones metabólicas y existe riesgo de fracaso multiorgánico aparte del posible daño miocárdico. Los objetivos de los cuidados
more » ... os cuidados post-RCP son optimizar la perfusión sistémica, corregir las alteraciones metabólicas y proporcionar medidas de soporte precoz para aumentar la posibilidad de una recuperación sin secuelas neurológicas. El diagnóstico y tratamiento de la isquemia y disfunción miocárdica pueden aumentar la supervivencia. Medidas que reduzcan el daño cerebral secundario como la hipotermia terapéutica pueden mejorar la supervivencia y el pronóstico neurológico. El manejo de estos pacientes debe realizarse en unidades de cuidados críticos, con un enfoque multidisciplinar que incluya aspectos cardiológicos y neurológicos. Los cuidados post-RCP se consideran recomendación Clase I (LOE B). No existen diferencias en las indicaciones de monitorización invasiva, en el manejo del shock hemodinámico con drogas vasoactivas ni del distress respiratorio respecto a otros pacientes críticos, pero sí hay peculiaridades Ya que es la AHA la que dedica un capítulo más extenso, resumiré lo publicado por esta sociedad añadiendo las consideraciones que pueda aportar el ERC.
doi:10.30445/rear.v3i12.490 doaj:d875cefbacc34e64a97e8ed0c3b6d718 fatcat:n76wenk3rvd7hoapuxk5e5afgy