De poéticas y estéticas políticas

Cristina Hijar
2020 Mediaciones  
Por un lado, mis preocupaciones y afanes académicos recientes se han orientado a la dimensión y praxis estética en la movilización social. Por el otro, como sujeto político asumo mi lugar y función social, la conjunción de ambas premisas y elecciones, me ha conducido por los caminos de la investigación participativa. Coincido con el antropólogo Andrés Aubry quien señala a la empiria como un lugar de producción de conocimientos, lo cual implica estar atentos a todo lo que ocurre a nuestro
more » ... re a nuestro alrededor; en particular, a todo aquello que se vive en realidades no incluidas en los medios de comunicación masiva, ni en los circuitos oficiales del arte, ni en la academia, al menos no como lo ameritarían las situaciones de emergencia social. La participación activa, aunada a la visión crítica, produce corpus de investigación susceptibles de ser reflexionados con el objetivo de aportar algo al movimiento, desde mi particular lugar de enunciación y con las herramientas propias de la investigación social y artística. Por ello, practico una etnografía sensorial relativa en cada una de las acciones sociales en las que participo. Documento fotográficamente el universo estético desplegado en cada marcha, en cada acción de memoria, estoy atenta a las narrativas erigidas colectivamente, a los significantes y medios expresivos de la gente, de los actores y agentes políticos inmersos, a los saberes y capacidades diversas puestas al servicio de objetivos comunes que agrupan, convocan, denuncian e interpelan. Mucho ocurre en las calles, en ese espacio público ganado y construido por los empeños colectivos. Todo está en juego en el discurso social constituido no solo por la palabra escrita o verbal, como bien precisa Robert Fossaert. Significantes variados okupan el espacio, Conflicto de intereses: La autora ha declarado que no existen intereses en competencia.
doi:10.26620/uniminuto.mediaciones.16.25.2020.374-397 fatcat:n7fwhflc65fhld6kok5tqjwhnu