EL VOIiCANISMO DEL PLEISTOCENO SUPERIOR E N GRAN CANARIA r : ?

La Laguna, Juana De Arco, Las Pamas, Figura
unpublished
Un épisode volcanique sous-marin littoral, daté par thermoluminiscense ver 95.000 ans s'est produit durant le Pleistocene Supérieur. 11 est contemporain d'une phase pédogénétique tropicale humide et d'une faune marine guinéenne a Strombus bubonius. AbstracL-Dating of beach/shallow rnarine volcanic phasis during bhe Upper Pleistocene from Gran Canaria: stratigraphy, pedoclimatology and thermoluminescent age evaluation. Beach/shallow marine volcanic phasis, contemporaneous of an humid tropical
more » ... n humid tropical pedogenesis and a guinean fauna with Strombus bubonius, has been dated by means of the quarz inclusion rnethod et 95.000 years, during the Uper ,Pleistocene. Núm. 31 (1985) 627 Si bien la cartografía de las formaciones volcánicas de las islas Canarias es bastante conocida (Fuster et al., 1968) , por el contrario la estratigrafía y la cronología se conocen poco. Sobre todo las formaciones más recientes y especialmente aquellas situadas entre el límite del K/Ar (0,3-0,2 m.a. en cieros laboratorios) y el del C14 (35.000-40.000 años B.P.). En la isla de Gran Canaria, el conocimiento de las formaciones marinas y continentales (Meco, 1977; Pomel et al., 1983) ha permitido definir varios conjuntos volcánicos contemporáneos de depósitos marinos elevados. El más antiguo contiene una fauna cálida contemporánea de la erupción que produjo el aglomerado Psoque Nublo. Está datado del Plioceno inferior entre 4,3 y 3,8 m.a. (Schmincke, 1982) . El segundo contiene una fauna fría con reliquias de fauna cálida y está datado entre 0,5 y 0,3 m.a. (Lietz y Schmincke, i9J5) por las series de Cardones y Amcas, es decir, del final de la regresión del Mindel. Este episodio ha sido reconocido también en Fuerteventura y en Tenerife (Po-me1 et al., 1983). Los niveles más recientes, con fauna fría, han sido datados por C14 como intra-würm hacia 35.0GO afios B.P., y como holocenos hacia 3.000-5.000 años B.P. principalmente en Fuerteventura (Meco y Pomel, 1985; Pomel et al., 1983) pero no parecen corresponder a ninguna serie volcánica litoral claramente definida en Gran Canaria, con la excepción probable de las volcanes estrombolianos del sur de La Isleta. Por el contrario, un nivel más antiguo, con fauna cálida, de Xirsmbus bubonius que habita en la actualidad en el Golfo de Guinea se conoce del conjunto de las islas orientales (Meco, 1977) y es característica de una época «timeniense», en t?n único nivel en las Canarias al igual que en las islas volcánicas Mediterráneo (Pomel et al., 1983). Es contemporáneo de la serie 111 de Fuster en La Isleta y en Arinaga y de ciertas coladas cartorrafiadas en la serie 11 de tiran Canaria, como la de la Piaya .d del Hombre. La estratigrafía de Gran Canaria se revela ahora como imperfecta puesto que una lava cartografiada como de la serie HV 628 ANUARIO DE ESTUDIOS ATLÁNTICOS EL VOLCANISMO DEL PLEISTOCENO EN GRAN CANARIA 3 tiene una edad de 0,3 m.a. en Punta Arucas, mientras que las formaciones cartografiadas en la serie 111, e incluso en la II, son más recientes. Casos de la Playa del Confital, Arinaga y Playa del Hombre ( fig. 1, 2 y 3) . DATACIÓN DE UN EPISODIO VOLCÁNICO LITORAL EN GRAN CANARIA Las formaciones volcánicas submarinas se han descrito en Gran Canaria, por lo común, por su carácter de lavas ((haiiynitizadas)) (Herná.ndez Pacheco, 1969) o palagonitizadas. Son contemporáneas de niveles marinos elevados, bien al comienzo del Plioceno er al final del «Mindel». Sohre la cirla mienti!, desde La bs!eta hasta Ari~aga, v~r i e s aparatos volcánicos presentan numerosos caracteres litoral-submarinos: conos rebajados de hyaloclastitas, mezclas de palegonita y de algas calcáreas, as0ciació.n de elementos volc6nicos rodados a areniscas o conglomerados de playa. Estos aparatos pueden clasificarse atendiendo al modelo de los volcanes que surgen en el litoral. En el norte de La Isleta, en la Playa del Confital ( fig. 4 A) , todos los terminos, desde las hyaloclastitas hasta las lavas subaéreas, están comprendidos. Las foimaciones volcéinHcas encuadran una arenisca marina fosilizada en la parte sur por lavas de la serie I V de Fuster ( fig. 4 B) . Esta terraza marina es correlacionable con los depósitos con Strombus bubonius de la ciudad de Las Palmas (solar de la calle León y Castillo niam 50, cerca de la Palaza de La Feria) ( fig. 4 C) . La subida del mar con la marea queda notablemente marcada en las formaciones volcéinicas submarinas (Furnes y Sturt, 1976) . En Arinaga (fig. 4 HIJ) varios aparatos de hyaloclastitas tienen un material enteramente palagonitizado con restos de algas calcáreas y de fósiles litorales. La palagonita estot rodeada de una corona dolomítica que la ha protegido de los procesos de desvitrificación, en un nivel muy superior a la acción de la salpicadura de las olas actuales. Se puede así suponer un nivel marino superior al metro en esta región de la isla ( fig. 4 G) pero sobrepasando los cinco metros, más al norte ( fig. 4 C) en Núm. 31 (1985) 629 Las Palmas, e inferior al nivel actual del mar en el sur (región de Maspalomas). Las lavas cartografiadas en la serie 11 de Fuster tfig. 2) fosilizan una duna, un conglomerado marino, una arenisca y un paleosuelo pardo rojizo caolinítico ( fig. 4 DEF) , al norte de la Punta de La Cueva, en Punta Silva, en la Playa del Hombre, e iguaImente en la carretera de Telde. La muestra intervolcánica recogida (muestra GC 779) (fig. 5 y 4 D) está constituida por arenas eólicas que contienen cuarzo (alrededor del 10 C/r? en las fracciones 315-500 mmicras y 160-315 mmicras principalmente. La distribución del cuarzo, de origen sahariano, caracterizado por su entramado ferruginoso propio de una roca madre de arenisca, en las fracciones de granulometría mediana a grosera de las arenas, implica condiciones aerodinámicas sensiblemente diferentes de las actuales en las que las únicas fracciones que transitan son las de 50-80 mmicras (Carlson y Prospero, 1972). Es bien sabido que los períodos de migración dunar no son los del «optimum)) árido. La constitución de estas dunas sobre una plataforma litoral emergida esta ue acuerdo con lo que se conoce de la regresion del «Riss» en las islas Canarias (Pomel et al., 1983) : un período de cambio climático desde hiperárido a tropical húmedo. Asociada a este nivel dunar, la playa marina está constituida por una arenisca fina que en otras localidades (Las Palmas y Maspalomas) contiene una fauna caracterizada por los Strombus bubonius que viven en la actualidad en el Golfo de Guinea (Meco, 1977) . Metodologia y separación Se ha utilizado la técnica clásica de las inclusiones de cuarzo. Los granos de cuarzo se tomaron en la fracción 80 (160-315 rnmicras) de arena en la que ellos representan una proporción muy pequeña (algunos % 1. Se separaron logrando una pureza de zlrededer de! 99 % ;/;m =edie de m2 mmbinaciSn de diferentes métodos: separador magnético Frant.z-Isodynamic, Iíquido denso tbromofonno), ácido fluorhídrico, ultrasonidos, tamizado. En efecto, el aislamiento de cuarzo eólico en un sedimen-630 ANUARIO DE ESTUDIOS ATLANTICOS , . . O<. <
fatcat:squlpk7m6jfrlnbf5rpfcn2iqm