ARTICULOS DISPARIDAD SOCIOECONÓMICA EN LA DISPONIBILIDAD DE INFRAESTRUCTURA PARA ACTIVIDAD FÍSICA DEPORTIVA EN LOS MUNICIPIOS DE MÉXICO

Luis Ortiz-Hernández
2005 unpublished
Introducción La realización de actividad física está asociada con diversos beneficios en la salud física y mental tales como menor riesgo de mortalidad prematura, cardiopatía coronaria, hipertensión arterial, diabetes mellitus no-insulino dependiente, obesidad, distribución de grasa centralizada y cáncer de colon, además de que promueve la mineralización ósea y mejora el estado de ánimo al reducir los síntomas de depresión y ansiedad (1). Por lo anterior, se requieren estudios encaminados a
more » ... s encaminados a evaluar, no sólo la prevalencia de actividad e inactividad físicas, sino también los determinantes de ambas, así como la distribución de dichos determinantes. La actividad física puede ser clasificada en dos grupos: a) la actividad física ocupacional que es la que deriva de la realización del trabajo o los roles sociales y b) la actividad física discrecional que abarca actividades dirigidas directamente a mejorar las condiciones de salud, la recreación y la socialización (2). Los cambios sociales y económicos ocurridos en la mayoría de los países han implicado modificaciones en la actividad física ocupacional de tal forma que anteriormente la mayoría de los trabajos requerían un esfuerzo físico considerable (v.g. agricultura), pero con la industrialización y urbanización y, posteriormente, con la terciarización de las economías se incrementaron los empleos que requieren menor gasto de energía (v.gr. manufactura) o bien que son sedentarios (v.gr. comercio y servicios). Para el caso de México, en 1950 el 57% de la población vivía en localidades rurales (< 2 500 habitantes) y el 25% habitaba en localidades urbanas (³ 15 000 habitantes), para el año 2000 los porcentajes fueron de 25% y 61%, respectivamente; en el caso de la estructura ocupacional, en 1950 el 61% de la población ocupada trabajaba en agricultura, ganadería o extracción de materias primas y el 22% en los servicios y el comercio, para el año 2000 los porcentajes fueron de 16% y 54%, respectivamente (3).Puede apreciarse que la actividad física ocupacional cada vez tendrá menos importancia, por lo cual la actividad física que realizan las personas dependerá más de las actividades discrecionales, sobretodo de las deportivas y recreativas. Más importante aún es que la actividad física por el trabajo no se relaciona con la masa corporal (4), mientras que la actividad física por la práctica de deporte o ejercicio sí (5). Uno de los factores que determinan la práctica de actividad física deportiva o recreativa es la disponibilidad de infraestructura para realizar esas actividades ya que las personas que viven en áreas donde existe más infraestructura para practicar deporte (v.gr. clubes deportivos, albercas, gimnasios, escuelas deportivas, etc.) tienen mayor probabilidad de realizar actividad Artemisa medigraphic en línea
fatcat:uklchh57hzd3vlizqbbiosvswi