El derecho y la contingencia de lo político

Fernando Atria Lemaitre
2011 Derecho y Humanidades  
E n este artículo quiero discutir sobre el control de constitucionalidad. Por 'control de constitucionalidad' entenderé principalmente el control jurisdiccional de constitucio nalidad, a pesar de que es importante tener en mente que el control constitucional puede ser ejercicio (y normalmente lo es) de muchas maneras, incluso por los ciudadanos. Con la constitución de 1980 se ha establecido entre nosotros, sin em bargo, la idea de que la constitución es una ley (fundamental, sí, pero ley al
more » ... sí, pero ley al fin) análoga (salvo en su jerarquía) a las de más leyes, y por eso se ha llegado a la conclusión, práctica mente unánime, de que el control de la constitución exige un tribunal, del mismo modo que el cumplimiento de las reglas del Código Civil descansa, en última instancia, en un tribunal con potestad para ordenar su cumplimiento. Es esta idea la que quiero objetar. Ustedes podrán haber escuchado que esta idea a veces se fundamenta por analogía con historia de Ulises y las Sirenas 1 . En La Odisea Ulises (como el pueblo en momentos constitucionales) le ordena a su tripulación que lo ate al palo mayor para que pueda oír el canto de las Sirenas, pero que no lo liberen aunque él se lo pida o se lo ordene. De esta manera Ulises pudo, por un lado, oír el canto de las si renas y, por otro, evitar la suerte de todos los que, fas cinados (como el pueblo, se dice, en momentos de paroxismo) por el canto de las sirenas, naufragaban en sus arrecifes. Si menciono esta historia no es porque crea que provee de justificación al con-F. Atria
doi:10.5354/0719-2517.2005.17049 fatcat:iie7qrphbffszfa57kn7wafwua