EVALUACION DEL HONGO Sporothrix insectorum (Hoog, Evans) EN LA CHINCHE DE ENCAJE Leptopharsa gibbicarina (Froeschner) EN PALMA AFRICANA DE ACEITE (Elaeis guineensis Jacq.)

ANA ISABEL ORDÓÑEZ, PHILLIPE GENTY
1989 Revista Colombiana de Entomología  
El complejo Leptopharsa pestalotiop­sis es un problema endémico en las plantaciones de Palma Africana de Aceite las zonas Central y Norte de Colombia y es responsable, hasta del 60%, de la pérdida en el rendimiento del cultivo. En las plantaciones de caucho del Bra­sil, se encontró que el hongo entorno-patógeno Sporothrix insectorum con­trola, en un 98%, las poblaciones de L. hevea (Tingidea). Este hongo fue introducido a Colombia por Indupal­ma (San Alberto, Cesar), para probar su
more » ... en Leptopharsa gibbi­carina. Se comparó el crecimiento del hongo en cuatro medios de cultivo (Sabou­rand - maltosa - agar más 1°/o de ex­tracto de levadura (SMAE); papa - dex­trosa - agar (PDA) más Panvit (sales minerales); medio semisintético enri­quecido con sales y el medio comercial 5467, específico para hongos entorno-patógenos). Se usó un diseño comple­tamente al azar con cuatro repeticio­nes y arreglo factorial 2 (cepas de hon­gos) x 3 (temperaturas: 20, 37 y 32°C). S. insectorum crece bien en todos los medios probados a 27 y 30°C (65°/o HR) siendo la óptima a 27°C. Para las pruebas de patogenicidad bajo condiciones de laboratorio, se usaron 5 concentraciones del hongo (10, 105, 106, 107, 108), tratando 100 adultos de L. gibbicarina por tratamiento, bajo un diseño completamente al azar. Se probó la alta acción patogénica del hongo en todas las concentraciones en­sayadas y en comparación con el tes­tigo (10 ml de agua). Los porcentajes de mortalidad fueron: 1,3; 73,5; 73,4 y 72.20/o, los cuales no muestran dife­rencias significativas entre las distintas concentraciones del hongo que se uti­lizaron. Bajo condiciones de campo, se probó la patogenicidad de 2 cepas del hongo (una en colección y otra recientemente importada), usando un diseño comple­tamente al azar con cuatro repeticio­nes a las mismas concentraciones del experimento anterior y se depositaron en una hoja de palma por planta den­tro de jaulas de tul con cremalleras (1,20 m de largo x 40 cm de diáme­tro). Se usaron 20 palmas distribuidas en 20 líneas de la parcela. Las diferen­cias en porcentaje de mortalidad entre los tratamientos (concentraciones) y el testigo fueron altamente significativas para ambas cepas de hongo. Para aplicaciones de campo, es conve­niente usar concentraciones del hongo a 107 y 108 conidias/ml. Los resulta­dos obtenidos muestran las amplias po­sibilidades del uso de S. insectorum para control de ninfas y de adultos de L. gibbicarina en palma africana de aceite. Sin embargo, se deberán hacer más investigación en otras áreas agro-ecológicas y el hongo, posiblemente, pueda utilizarse contra otros Tingidae de importancia económica en otros cultivos.
doi:10.25100/socolen.v15i2.10181 fatcat:qkodwzp2vjeflnlmawrxnmsfhq