Contradicciones normativas: jaque a la concepción deductivista de los sistemas jurídicos

Jorge Luis Rodríguez
1995 Doxa  
para trazar un límite al pensamiento tendríamos que ser capaces de pensar ambos lados de este límite, y tendríamos por consiguiente que ser capaces de pensar lo que no se puede pensar.» Ludwig Wingenstein Prólogo al Tractatus Lógico-Philosophicus 1 La aplicación de los desarrollos teóricos de la lógica formal al análisis del derecho ha generado siempre fuertes reacciones, tanto a su favor como en su contra. Transitando desde el más absoluto desprecio hasta la adoración casi fetichista, y
more » ... etichista, y pasando por el mortal terror frente a tanto símbolo extraño, muchos no han sabido guardar la mesura y serenidad requerida para una discusión seria. Poner un poco de orden en tan acalorado debate ha sido el propósito de quienes han buscado elucidar los límites de aplicabilidad de la lógica al terreno jurídico, cometido que constituye también el objetivo de este trabajo. Si bien muchos críticos radicales han sostenido que el lenguaje del derecho no es susceptible de tratamiento formal, o que la lógica deductiva resulta estéril como perspectiva para el estudio de un material tan problemático como el jurídico, parece intuitivamente fuera de discusión que cuando analizamos un conjunto de normas, suponemos que el mismo comprende todas sus consecuencias lógicas. Nadie negaría que si una norma constitucional, por ejemplo, exige una mayoría de 2/3 de los miembros del Congreso para la válida aprobación de un cierto tipo de ley, y una ley de tales características ha sido votada por 3/4 de los miembros del cuerpo legislativo, dicha ley es válida. Por cierto que afirmar la validez de la norma así votada supone extraer una consecuencia lógica del enunciado constitucional -si leyes de esta clase serán consideradas válidamente sancionadas por el Congreso cuando cuenten con el voto de 2/3 del cuerpo, entonces las que cuenten con el voto de 3/4 de sus miembros serán también válidas-, e integrar así el conjunto de los enunciados normativos explícitos de la Constitución con todos los enunciados implícitos que se deriven lógicamente de ellos. Aceptar esto, sin embargo, parece
doi:10.14198/doxa1995.17-18.15 fatcat:vrstke6cezak5eknjkvobrteme