Nuevos Enfoques para Mejorar la Sustentabilidad de las Cadenas Agroalimentarias

Daniel Flores, Ana Martínez
unpublished
La agricultura y la agroindustria han sido los principales pilares que sostienen la economía de las regiones rurales en los países del tercer mundo. Históricamente, en El Salvador, las actividades en torno a estos importantes sectores han sido pieza fundamental para garantizar estabilidad o crisis política en la sociedad rural salvadoreña. Sin embargo, en los últimos años, tanto a nivel mundial como en el ámbito nacional, la agricultura ha sufrido significativas transformaciones, las que
more » ... nes, las que empíricamente se evidencian a través de las estadísticas sobre producción y comercio, que nos señalan síntomas graves de estancamiento del producto interno agrícola, perdida de empleos, caída en los ingresos familiares, y perdida de la riqueza natural. No obstante, en el país existe mayor conciencia entre los diferentes actores económicos, sociales y políticos, sobre la necesidad impostergable de revalorizar el sector rural. Entre las razones que se argumentan al respecto, se tiene que las áreas rurales concentran la mayor parte de la población pobre del país; al mismo tiempo, se considera que la modernización del sector agropecuario es necesaria para alcanzar mayores tasas de crecimiento y generar más empleo; del mismo modo, se requiere de una agricultura que genere igualdad de oportunidades de desarrollo para hombres y mujeres; por otro lado, hay que tomar en cuenta que los tratados comerciales modificarán el mapa de riesgos y oportunidades para las zonas rurales; finalmente, es condición indispensable para el desarrollo, enfrentar y superar los problemas ambientales del país. 1 Adicionalmente, es imperativo advertir que la agricultura, tiene atributos específicos que pueden servir de gran potencial para planificar el futuro desarrollo del sector. Entre ellos destaca, la existencia de condiciones climáticas favorables para el impulso de una diversidad de cultivos tropicales. También es de considerar el valor de la capacidad instalada ociosa, la cual en determinado momento, puede servir de incentivo para aumentar la producción. En otro ámbito, debe considerarse la riqueza variada que genera las actividades rurales, gracias a su naturaleza multifuncional. En ese sentido, juega papel importante, la belleza escénica de las zonas rurales, y por supuesto, los servicios ambientales generados por la agricultura. De igual manera, no se puede pasar de largo, el desarrollo institucional acumulado en algunos territorios en el marco de la descentralización y participación ciudadana. En definitiva, las condiciones están dadas para comenzar un proceso tendiente a revalorizar el sector rural y la agricultura, obviamente, esto pasa, en primer lugar, por definir un acuerdo nacional alrededor de cual se definan los compromisos de los diferentes sectores de la vida nacional, de cara ha potenciar las actividades agrícolas y el desarrollo rural. En segundo lugar, debe redefinirse el papel del Estado. La discusión no debe centrarse solamente en torno al tamaño de este, sino más bien, a fortalecer su calidad de participación. Con estos dos prerrequisitos básicos, se puede comenzar a pensar en buscar nuevos productos, redefinir procesos, indagar sobre opciones tecnológicas sustentables, etc. En esa dirección, en este trabajo se hace una presentación rápida de dos enfoques metodológicos (ciclo de vida y cadenas globales) a fin de contribuir a generar masa crítica alrededor de la necesidad de articular el desarrollo de una agricultura comercial con la preservación del medio ambiente. En virtud de ello, en los siguientes apartados se Este trabajo ha sido desarrollado en el marco del proyecto "Mejorando la sustentabilidad de las cadenas agroalimentarias de Centroamérica"
fatcat:gqs5t4qah5gmvp54w5weaoft6a