COVID-19 y enfermedades autoinmunes: ¿población con alto riesgo para desarrollar enfermedad severa?

Ernesto Zavala-Flores, Jannin Salcedo-Matienzo, Alfredo Berrocal-Kasay
2020 Acta Médica Peruana  
a Médico cirujano; b especialista en Reumatología. Señor editor, La pandemia por la infección del virus SARS-CoV-2, ha tenido un fuerte impacto en la salud pública, economía y estilo de vida de la población en general. A la fecha, se reportan millones de infectados y más de quinientos mil muertes en todo el mundo, y estas cifras estarían en aumento. Desde el inicio de la pandemia, se intensificaron los esfuerzos para identificar los factores de riesgo para el desarrollo de la forma severa de la
more » ... forma severa de la COVID-19. Se ha reportado que la diabetes, hipertensión arterial, obesidad, edad > 60 años, son algunas de las principales condiciones que están relacionadas al desarrollo del cuadro severo de la enfermedad [1] . Una de las interrogantes es en relación a los pacientes con enfermedades autoinmunes y su tratamiento inmunomodulador. Se ha planteado la posibilidad que, dada la condición de inmunosupresión farmacológica, se verían más afectados e inclusive podrían desarrollar la forma severa de la COVID-19. Sin embargo, a la fecha son muy limitados los reportes que demostrarían este hecho. Debido a esto, se realizó una búsqueda de la literatura publicada desde el 1 de marzo hasta el 20 de agosto de 2020 en PubMed y Google Académico, las palabras clave utilizadas fueron "COVID19", "autoimmune disease", "SARS-CoV-2", "risk factor", "comorbidities", "coronavirus disease 2019", "nCoV-2019", "enfermedades autoinmunes". Se encontró un total de 11 estudios de pacientes con enfermedades autoinmunes e infección por SARS-CoV-2; en la Tabla 1 se describen las características de las series publicadas. Se observó un total de 977 pacientes con los diagnósticos planteados, de los cuales 631 fueron hospitalizados. Las patologías más frecuentes fueron artritis reumatoide (211 pacientes), lupus eritematoso sistémico (96 pacientes) y artritis psoriásica (70 pacientes); las comorbilidades más frecuentes fueron: hipertensión arterial, diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares. Del total, se reportó 116 fallecidos (11,9%), es importante considerar que las comorbilidades antes descritas contribuirían a la mortalidad por COVID-19 más no la enfermedad autoinmune en sí, como es descrito por otros autores [2] . Es evidente que al momento actual, no se puede afirmar que los pacientes con enfermedades autoinmunes presenten «menor riesgo» de desarrollar la forma severa de la COVID-19; sin embargo, está claro que en los diferentes estudios epidemiológicos publicados no se describe que esta condición sea un factor de riesgo independiente para el desarrollo del cuadro severo o de mortalidad por COVID-19 [3, 4] .
doi:10.35663/amp.2020.373.1046 fatcat:rscmi3gwbvh3xbr7n5jxkdzysi