No se puede hacer un libro que sea mejor que el libro No se puede hacer un libro que sea mejor que el libro

Juan Antonio, Rosado Zacarías, Juan Antonio, Rosado Zacarías
unpublished
La conversación es, sin duda, uno de los más fructíferos y me-nos estudiados géneros expositivo-argumentativos. ¿Quién no recuerda las Conversaciones con Goethe, de Johann Peter Eckermann? Allí, sin embargo , Goethe es quien lleva la voz cantante, por lo que parece más una entrevista. Por el contrario, en el volumen Nadie acabará con los libros, no es sólo Umberto Eco ni sólo Jean-Claude Carrière quienes lo protagonizan, sino ambos, en un equilibrado y sostenido contrapunto. En el prólogo,
more » ... Philippe de Tonnac-quien funge como moderador-parte de una idea que puede leerse en Notre-Dame de Paris, de Victor Hugo: la inteligen-cia ha abandonado la arquitectura por la imprenta. La primera no desapa-reció, pero al final de la Edad Media se vio rebajada de categoría por los textos impresos. De igual forma, aunque internet y el libro electrónico se impongan, no podrán echar de nuestras casas ni de nuestras costumbres al libro impreso (el que la televisión no haya matado al cine, como en un momento se pensó, es el ejemplo más elocuente). En este libro, Eco y Carrière aparecen como bibliófilos. Considero que el primero-autor de la conocida novela El nombre de la rosa-no requiere presentación. Jean-Claude Carrière-cómo olvidarlo-fue guionista de algunas de las mejores películas de Luis Buñuel: El discreto encanto de la burguesía, Bella de día y Ese oscuro objeto del deseo, y de otras, como El tambor de hojalata; además, fue ensayista y dramaturgo. Uno de los aspectos más interesantes de este libro es que no pontifica
fatcat:hegr4l2dlffnphkqvsvrimw76y