Promoción de la salud: ¿política o metapolítica?
Health promotion: politics or metapolitics?

Hugo Spinelli, Universidad Nacional de Lanús
2020 Hacia la Promoción de la Salud  
Vamos a partir de la premisa de que la promoción de la salud, en la medida que se limite a un saber disciplinar (saber médico), estará destinada al fracaso, o a una mera retórica del "deber ser" que es una forma académica convalidada del fracaso. Pero ¿por qué se la suele pensar desde una disciplina? Porque se la concibe como técnica y no como política, lo cual expresa los resabios de la modernidad que se mantienen vigentes en nuestros pensamientos, que siguen lejos de poder pensar en salud (1)
more » ... pensar en salud (1) y continúan confundiendo salud con medicina. Mientras se sigan los postulados de la filosofía idealista, seguirá vigente el pensamiento sistémico, que entiende a los sistemas de salud divididos en sectores (público, privado y seguridad social), ideas que se ubican en las antípodas de pensar el campo de la salud estructurado en un juego de agentes, intereses y capitales, donde lo simbólico juega un papel central (2, 3). El dominio de lo instrumental en la formulación de las políticas se observa al comprobar que, en general, las ideas se enuncian con base en una lógica de soluciones y no a partir de problemas. Las consecuencias son diseños que atraviesan a los gobiernos de manera independiente a sus ideologías, lo cual evidencia cómo la técnica se volvió ideología (4-6). Para intervenir en el juego social, no se necesita aprender más cosas, sino pensarlas de otra manera. La realidad es compleja y supera ampliamente cualquier saber disciplinario. Esa complejidad no está dada por una suma de partes -tal como lo sostiene el idealismo cartesiano-, sino que está dada por relaciones de mutua dependencia entre sujetos, objetos y cuasiobjetos en lógicas procesuales que expresan el carácter diacrónico de lo social (3, 7, 8) .
doi:10.17151/hpsal.2020.25.2.1 fatcat:dxetuxdimnevpp7nkv2enk6soe