Poder con poder se paga: títulos nobiliarios beneficiados en Indias (1681-1821)

Ramón Maruri Villanueva
2009 Revista de Indias  
Al igual que ocurrió con los oficios públicos, las hidalguías, los hábitos de las Órdenes Militares, etcétera, la Monarquía hispana se sirvió también de la figura jurídica del «beneficio» en el caso de posibilitar a determinadas personas su ingreso en la nobleza titulada. Por lo que a América se refiere, en este artículo se dan cuenta de setenta y siete títulos nobiliarios obtenidos entre 1681 y 1821 por esa vía, cantidad que, estimamos, representa la práctica totalidad de los beneficiados en
more » ... s beneficiados en Indias. La Corona, expresión del poder político en su máxima instancia, pagaba así a quienes representaban también un poder económico, social, militar y político en el ámbito americano. PALABRAS CLAVE: Edad Moderna, América del Sur, nobleza titulada, beneficio. El «beneficio» de títulos nobiliarios, una de las vías abiertas por la Monarquía española en la Edad Moderna para que ciertos individuos accedieran a la máxima expresión del poder y la notabilidad sociales, suponía la concesión hecha por el monarca, y a solicitud de parte -una persona individual o colectiva, privada o pública, civil o eclesiástica-, de uno o más títulos nobiliarios a fin de que lo obtenido por su venta -en realidad simulada bajo la fórmula «cesión y renuncia» a favor del adquirente o beneficiario-se destinara a atender el objeto por el que se había o habían solicitado 1 . En buena medida, el beneficio de títulos, al margen de si se refieren o no a Indias, escapa, si no conceptual sí formalmente, a la política gubernamental de ventas de oficios públicos, hidalguías, hábitos de Órdenes Militares, señoríos, jurisdicciones, rentas reales, etcétera, en tanto que, en la práctica totalidad de los casos, con tal beneficio no se busca incrementar de manera directa los ingresos de la Hacienda real, sino que no graviten sobre ella gastos de diversa naturaleza. De cualquier modo, cierto es, beneficio de títulos nobiliarios y precariedad crónica de la Hacienda estatal caminaban de la mano. El caso es que todo un juego de poderes confluía en el beneficio de un título nobiliario: poder político, poder económico y poder social. Poder político por cuanto que era a su más alta instancia, la real, a la que le competía en exclusividad hacer nobles titulados; poder económico por cuanto que tan sólo podía acceder al título quien dispusiera de un determinado nivel de riqueza para abonar la cantidad en que se beneficiara y para mantenerlo con el decoro exigido; y, por último, poder social, por cuanto que el beneficiario consolidaba de una vez por todas su promoción en la sociedad con el capital simbólico del título, un componente sustancial en la construcción de la imagen del poder. Precisar quiénes fueron los beneficiadores, por qué motivo les fueron concedidos los títulos para beneficiar, por cuánto se beneficiaron, quiénes fueron los beneficiarios, su origen social y espacial, su vecindad en Indias, su actividad profesional y otras cuestiones conexas con ellas constituyen el objetivo de este estudio como condición de posibilidad para comprender la articulación de lo político, lo económico y lo social y cómo poder con poder se pagaba. Para dar respuesta a todo esto hemos manejado una base documental de magnitud y calidad tales que, quizá, no nos desviemos cosa apreciable de la realidad si afirmamos que, según nuestros cálculos, el número de títulos que la Corona concedió para beneficiar en el conjunto de la Monarquía Hispánica en los siglos modernos se movió en torno a los 180 2 . De ellos, hemos podido pre-
doi:10.3989/revindias.2009.019 fatcat:e5qoztyusjcoxgcbqimrctjyuq