Silenciosas palabras musicales

Ana Súnico
unpublished
[Mellado, Isabel. El perro que comía silencio. Madrid: Páginas de Espu-ma, 2011]. Casi ningún hombre tiene palabra, pero todos tienen silencios y eso es lo esencial. El primer libro de Isabel Mellado, El perro que comía silencio (Páginas de Espuma, 2011) viene a confirmar la siguiente idea de Borges: El arte es saber convertir lo cotidiano en símbolos, en música, y la mejor manera de hacerlo es a través de un lenguaje sencillo, aquel que empleamos en la intimidad. Esta escritora y música
more » ... ora y música chilena obtuvo la beca Karajan para perfeccionar sus estudios en Alemania, donde se quedó tras finalizarlos. Actualmente, reparte su tiempo entre Granada y Berlín, entre la literatura y la música. Bien es cierto que no todos los libros han de contener tintes autobiográficos pero en este caso, la música es importante dentro y fuera del texto. En un equilibrio entre música y lenguaje, el libro está compuesto de manera sencilla que permite al lector "empatizar" con los sentimientos y sensaciones de los personajes. Así como ocurre en la vida, en la obra se combinan los momentos trágicos con los humorísticos. En ocasiones este humor es inquietante y dramático, pues nos desvela la situación real de los narradores. Hallamos cuentos que podríamos considerar cercanos al surrealismo, o al menos, ser calificados de irracionales; tal es el caso del ombligo que toma decisiones por su dueño o el hombre que mantiene relaciones sexuales con un pez. Esto es sólo un ejemplo, porque el libro está cargado de frases (sobre todo en la tercera parte) y momentos que nos provocan la risa y nos divierten. Con estas historias podemos comprar un abrazo en las rebajas, verse reflejado al antojo de un espejo, ser uno y otro cuantas veces se quiera, vivir en sueños con el amor, ser un chelo, saber qué siente un músico antes de un concierto o acudir a una alocada audi-ción. Pero lo mejor es poder recrearse en la lectura, reír abiertamente con los juegos del lenguaje y comprender hasta qué punto el arte puede salvar-nos de la oscuridad del día a día. Son cuentos originales, ricos de metáforas vivas e imágenes evocadoras, lleno de bellas y precisas expresiones para tratar de transmitir los sentimientos de la vida cotidiana, o el resto más allá de la música. No se trata de historias donde ocurren grandes hechos; lo grandioso de éstas se halla en la expresión de las emociones que contienen. Isabel Letral, Número 7, Año 2011
fatcat:5pbamxxbmvdtfk2y43dekiosam