El desarrollo sostenible y la agenda 21

Carlos Bustos Flores, Galia B. Chacón Parra
2009 Telos: Revista de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales  
La depredación del ambiente ha llegado a tal extremo que de seguir a este paso durante el siglo XXI, podríamos enfrentar la desaparición masiva de especiesanimales y vegetales, la contaminación general del planeta y la notable disminución del mantenimiento de la vida en el mundo. Desde 1972, año en que fue publicado el Los límites del crecimiento, el conocido reporte del Club de Roma, ya se advertía que los recursos de la tierra son agotables y perecederos. Esto debería imponer límites a la
more » ... vidad económica que se incrementó vorazmente a partir dela aceleración de la industrialización justo después de la Segunda Guerra Mundial.En junio de ese mismo año, se celebró en Estocolmo la Conferencia sobre Medio Ambiente Humano, la cual expresa en sus seis primeros principios la importanciade los recursos naturales (renovables y no renovables) para los seres humanos,quienes deben preservarlos para las presentes y futuras generaciones. En Latinoamérica, los países con mayor contaminación para el período 1980-1995, producto esencialmente de la producción industrial, fueron México, Brasil y Argentina.El desarrollo sostenible surge en la década de los ochenta y se empieza a pregonar el cambio de la explotación destructiva por parte de la sociedad, por una explotación racional que proteja el medio ambiente. Recientemente, ha surgido un instrumento para la implementación del desarrollo sostenible: La Agenda 21, que conjuga en forma integral las tres dimensiones del desarrollo sostenible (ecológica, económica, y social) y garantiza que ningún enfoque prevalezca sobre otro.
doaj:5dfb5fe063fc466f9acd72ec6020c0b3 fatcat:yn4ezd3gmvhtrf5liiius7erju