Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Civil, Sección 1.ª), n.º 248/2019, de 6 de mayo de 2019 [roj: sts 1378/2019]

Alfredo ÁVILA DE LA TORRE
2020 Ars Iuris Salmanticensis  
Contrato de transporte. subContrataCión. aCCión direCta del transportista efeCtivo Contra el Cargador prinCipal La modificación a la Ley 16/1987 de ordenación del transporte terrestre operada por la Disposición adicional sexta de la Ley 9/2013 trajo consigo, entre otras cuestiones, el reconocimiento de una acción directa por parte del transportista que efectivamente haya realizado el transporte por la parte impagada, contra el cargador principal y todos los que, en su caso, le hayan precedido
more » ... e hayan precedido en la cadena de subcontratación, en caso de impago del precio del transporte por quien lo hubiese contratado, salvo en el supuesto previsto en el artículo 227.8 del Texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre. En este contexto, la referida Disposición Adicional plantea el ejercicio de una acción directa, para el que se como legitimado para su ejercicio al transportista que efectivamente haya realizado el transporte. En realidad, la medida no trata sino de proteger al transportista efectivo frente al desequilibrio en sus relaciones con los cargadores e intermediarios, por cuanto que se considera que este transportista subcontratado es considerado la parte más débil en una relación contractual más compleja (Tobio Rivas, A. M. 2010: «Los intervinientes en el contrato de transporte con especial referencia a la problemática del art. 5 lcTTm». Revista de Derecho del Transporte: Terrestre, Marítimo, Aéreo y Multimodal, 2010, n.º 6 [ejemplar dedicado a: La Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías (lcTTm)], 35-60. Afirmación esta que determina la concurrencia de dos requisitos para la aplicación del supuesto. El primero de ellos es la necesidad de que exista subcontratación del transporte. Quedan inmediatamente excluidas las relaciones laborales del transportista con quien le hubiera hecho el encargo del transporte, de modo que no podrán reclamarse los salarios debidos a quien efectivamente realizó el transporte si media un contrato de trabajo. Muy al contrario, el supuesto se refiere a la práctica habitual en la que un transportista contratado para la realización de un transporte recurre a los servicios de un tercero para que haga dicho transporte en parte o en su totalidad. En la cadena de subcontrataciones la acción directa no distingue, de modo que podrá suceder que solo se vea afectado por el impago un transportista o varios en función de los servicios prestados por cada uno de ellos, lo cual dará derecho a la reclamación prevista en la citada Disposición. Ahora bien, tal y como apuntamos, esta legitimación viene referida solamente al porteador efectivo y no a aquel, habitual en la práctica, que recibe el encargo y se limita a buscar a otro transportista para que por un importe menor al pactado ejecute el transporte. Distinta lógicamente sería la situación de quienes ejecutan parcialmente este servicio, ya que estos transportistas sí vendrían legitimados para RESEÑAS DE JURISPRUDENCIA (Enero-Junio 2019) MERCANtIl
doaj:90a2f4a2c4184887a661dec645da0d19 fatcat:bn7sprpd65autho4mnjrumpfoa