DOCUMENTOS-IN MEMORIAM

Revista Musical Chilena, Lxxi Año
2017 unpublished
De manera repentina nos dejó una de las figuras claves del modernismo musical chileno, encontrándose en pleno proceso de reivindicación y revalorización total de su figura y del lugar que ocupó en la historia musical del país. Proceso que comenzó hace aproximada-mente una década. Toda información de trasfondo y contexto en torno a la importancia de José Vicente Asuar como pionero de la electroacústica, a nivel no solo local sino que mundial, está ampliamente documentado. Tanto en trabajos de
more » ... o en trabajos de investigación como el que realizó Federico Schumacher a mediados de la década pasada acerca del desarrollo de la electroacústica en Chile, pasando por las selectivas entrevistas que el maestro otorgó, hasta llegar a la película documental Variaciones Espectrales, dirigida por Carlos Lértora y estrenada en 2013. Aquel trabajo fílmico tomó su título de aquel hito creativo de 1959, insoslayable a la hora de recordar al maestro. Las Variaciones Espectrales conforman la primera pieza pura-mente electrónica del país, y hasta hoy no deja de asombrar por su sentido de forma, su fineza tímbrica, y porque muestra un grado de manejo tecnológico y de medios a la par de lo que sucedía en ese mismo momento en el hemisferio norte, barriendo al mismo tiempo con los monocromos ejercicios concretos de Juan Amenábar y León Schidlowsky realizados un poco antes. Así como Asuar desarrolló el lenguaje electrónico, acusmático y todo lo relacionado con la gran rama de la electroacústica, fue también un avanzado en lo que se refiere específicamente a la música computacional, primero en la Universidad de Chile, y poste-riormente de manera personal, construyendo su propio microcomputador, el legendario COMDASUAR, antes de los PC, antes del midi, y obteniendo sonoridades afines a las de un sintetizador Moog. Esta aventura, propia y solitaria, fue generada por su abrupta salida de la Universidad de Chile, que tuvo un profundo efecto en el compositor, quien se volvió una figura aislada, rodeada de misterio. La pelea que tuvo con Juan Amenábar, de la que no se sabe mucho en verdad, hace recordar un poco a lo vivido por Enrique Soro con Domingo Santa Cruz. Ya llegará el momento para musicógrafos y musicólogos de enfrentar de manera franca aquella ingrata situación que hizo de Asuar un outsider, ninguneado e invisibilizado por la oficialidad académica. Por supuesto, esa invisibilidad fue relativa. A pesar de dejar la composición en 1989, su revalorada figura desde comienzos de la década pasada sirvió de inspiración para la gran cantidad de compositores actuales que se dedican a la música acusmática, incluyendo a creadores que no tienen formación de conservatorio. No fue ese el caso de Asuar, que estudió con Jorge Urrutia-Blondel, y posteriormente en Alemania junto con Boris Blacher, datos que lamentablemente no aparecen en el mencionado documental.
fatcat:iotud5x7gbfxlltly5kkvuv6ny