Poder judicial y poderes irrestrictos: contra el imperio de la arbitrariedad [chapter]

Ricardo Cueva Fernández
2017 Homenaje a Francisco Laporta y Liborio L. Hierro  
L os trabajos de Liborio HIERRO y Francisco Javier LAPORTA han formado parte habitualmente de la teoría y de la filosofía del Derecho. En este sentido, es claro que sus incursiones en la pura filosofía política han sido menos amplias, y su preocupación por mecanismos institucionales se ha centrado en la indagación sobre el papel de jueces y tribunales en la aplicación del Derecho. De otra parte, su noción acerca de la democracia, a pesar de ser muy robusta, sin embargo tampoco ha implicado
more » ... o ha implicado estudios empíricos o sociológicos sobre su alcance: para ser exactos, digamos que sus aproximaciones a la teoría democrática han sido más que suficientes para formular sus ideas sobre el Derecho. Y por todo ello entiendo que ambos profesores han logrado mantener una grandísima coherencia en todos sus planteamientos sin tener que sumergirse en tediosos ejercicios de detalle. Estas líneas, sin embargo, tratan de recuperar cierto problema en la teoría política pero también en la filosofía del Derecho contemporáneas que no deberíamos obviar si queremos extraer lecciones adecuadas de sus escritos. Quizás la mejor manera de exponer el asunto sea el artículo de Liborio HIERRO, más tarde publicado en Estado de Derecho: Problemas actuales, y titulado «Democracia y poder judicial». En este texto su autor venía a recuperar el concepto de democracia de la mano de BOBBIO y se centraba en la de tipo político, omitiendo la actitud humana y la dimensión económica que pudiera tener el término, con el fin de aposentar su tema de estudio en aquellas líneas (47). Recordemos a tales efectos que BOBBIO citaba como las seis reglas características de la democracia: a) la igualdad, en el sentido de que todos los mayores de edad gozan de los derechos políticos, como el de expresar con el voto la opinión propia y/o designar a quien la exprese por ellos; b) la regla del voto según el mismo peso; c) la de la libertad en sentido de ser libres para votar según su propia opinión, conformada en el mayor grado posible de manera libre; d) pluralidad (deben existir alternativas reales para elegir); e) regla de la mayoría numérica para tomar las decisiones, y f) la de protección de minorías (ninguna resolución de la mayoría puede limitar los derechos de la minoría y de modo particular el de convertirse en mayoría). También ahí mismo el profesor HIERRO se hacía eco de Alf ROSS, cuando el autor danés afirmaba en uno de sus trabajos de 1958 que «el poder político pertenece en derecho a la población toda y no meramente a una persona singular o grupo específico y limitado de gentes» (cit. por HIERRO, 47). Esto a su vez supondría que el poder de hacer leyes provendría de un órgano supremo, a saber, de una asamblea representativa.
doi:10.14198/doxa2017.esp.12 fatcat:smkmgcf33fau5gl6bhjlubs2py