(90) Págs. 243-254 • Septiembre

Hugo Armando, Sotomayor Tribín
2010 MEDICINA   unpublished
Para entender la relación que hubo entre los médicos y la medicina del Virreinato de la Nueva Granada con el proceso y la guerra de la Independencia es necesario conocer, primero que ellos y ella se relacionan con las guerras, principalmente en seis instancias; segundo, que en las guerras, histórica-mente los médicos han tenido principalmente tres papeles: como médicos propiamente dichos, como militares y como políticos, y tercero, contextualizar la medicina que se ejercía desde mediados del
more » ... sde mediados del siglo XVIII en Occidente en general, y en el Virreinato en particular. La guerra ha sido un campo en el cual la me-dicina como disciplina ha aportado signifi cativos ayudas y del cual la medicina ha recibido impor-tantes estímulos para su progreso como rama del saber y del hacer. La guerra ha sido y es uno de los mayores desastres antrópicos complejos por su estela de enfermedades infecciosas, psicológicas y nutricionales, entre otras. En las guerras el ser humano ha recurrido y recurre a prácticas de en-venenamiento de alimentos y aguas y contagio de * Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina de Colombia. Conferencia Presentada el día 22 de julio de 2010 en la Sesión Solemne que la Academia Nacional de Medicina de Colombia realizó en Conmemoración del Bicentenario de la Inde-pendencia. enfermedades sobre sus adversarios. Los confl ictos armados, con su corolario de heridos y enfermos siempre han sido, en menor o mayor grado, estí-mulos para la organización de redes logísticas de asistencia médica, y, en la medida del desarrollo del derecho de gentes y del derecho internacional humanitario, de riesgos para el personal médico en función de sus actividades propias. El clima de odio que las guerras activan en el hombre y el marco político, étnico, religioso y científi co en que ellas se desarrollan, ha sido propicio para prácticas abusivas sobre prisioneros y adversarios por parte de algunos médicos. Para fi nales de la segunda mitad del siglo XVIII en Europa la medicina estaba sufriendo grandes cambios gracias a la incipiente mentalidad anatomo-patológica, que ya comenzaba a calar en la mente de varios de los más avanzados médicos, y a la clínica-el arte y el método para estudiar al enfermo desde la perspectiva ya no desde la teoría de los humores sino desde la idea que las enfermedades se asentaban en las estructuras que la anatomía De la Academia
fatcat:37f6gyvwq5binkvk3q34qhkwsa