Goethe y los colores

A. Arruga
2006 Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología  
Inconmensurable Goethe, auténtico arquitecto, con los Grimm y Schiller, del alemán moderno, lengua perfecta gracias a su estructura inspirada en el del latín, fue también pionero en el estudio del daltonismo. Menospreció a los que usaban gafas, porque probablemente él nunca las necesitó. Así lo manifestó en múltiples ocasiones y lo atestiguaron varios amigos suyos, porque por su anisometropía excepcionalmente precisó de ayudas ópticas. En el Museo de Weimar se conservan unos anteojos de -2.0 D.
more » ... y un monóculo de -8.0 D. que pertenecieron a Goethe. Su posible error de refracción no debió ser importante: probablemente una miopía moderada, puesto que a los 80 años leía sin gafas. Según Kirsch, Goethe se sirvió de la lorgnette de -2.0 D.; no así de la lente de -8.0 D. Nunca saciado de refutar las teorías de Newton, que tenía atragantadas, fue el primero en estudiar la acromatopsia de un modo científico, ensayando la inversión del espectro mediante presentación de los colores complementarios a los espectrales normales, antes de la publicación de Kirschmann en 1927. Matthaei (1949 empleó el método descrito por Goethe en un sujeto afectado de protanopia. El Azul, en el círculo cromático de Goethe, era visto como gris: De ahí que llamara a la ceguera para el azul akyanoblepsia.
doi:10.4321/s0365-66912006001200011 pmid:17199169 fatcat:g56vajtbr5fyjkpqmhefxntosq