Mass media, democracy and the teaching of philosophy

Matilde Carrasco Barranco, José Luis, Moreno Pestaña
1996 unpublished
RESUMEN La cuestión del potencial democratizador de los medios de comunicación ha merecido tanto la esperanza ingenua como el escándalo apocalíptico. Es un asunto en el que no nos jugamos poco: la posibilidad de que las instituciones de la sociedad civil sean o no capaces de promover la infraestructura moral de la democracia. De ser así, sobraría un saber de segundo grado como la filosofía que se interrogue sobre tradiciones comunitarias, que aparecerían capaces de vigorizar la esfera pública
more » ... la esfera pública como ámbito de control y producción de poder. Sin embargo, las coacciones a las que se ven sometidos los media en un régimen de competencia mercantil no recomiendan tales ilusiones. ABSTRACT The question of the democratizing potential of the media has deserved both genuine hope and apocalyptic scandal. It is a matter in which we risk much: the possibility that civil society institutions may be able to promote the moral infrastructure of democracy. If this were the case, second order knowledge like philosophy, studies which inquire into community traditions, would not be necessary, as these institutions would be able to invigorate the public sphere as a means of control and power production. However, in a mercantile competition system, the media are subject to such coercions that such illusions are not allowed. PALABRAS CLAVE | KEYWORDS medios de comunicación social | democracia | enseñanza de la filosofía | poder y manipulación | mass media | democracy | teaching of philosophy | power and manipulation Concepto de opinión pública (1) Por opinión pública entendemos la manera de pensar que como resultado de los procesos de discusión en los ámbitos y canales públicos comparten buena parte de los miembros de una sociedad. La clase burguesa erigió como signo distintivo un principio de control al aparato de dominio establecido. Frente al secretismo característico del régimen feudal el proyecto burgués persigue instaurar un ámbito público vigoroso que instituya las normas generales, abstractas y permanentes que deben coaccionar el dominio fáctico hasta convertirlo en dominio legítimo. Tal esfera pública preceptuaba un sujeto libre, habilitado para hacer un uso público de la razón y que acometiera ese doble proceso de desvestimiento y revestimiento (2) que lo introduzca en un nuevo escenario: la opinión pública burguesa. Hegel penetró la satisfecha autocomprensión de la sociedad burguesa, certificando escandalosos particularismos en la supuesta fuente de la razón general, siendo Marx quien sorprende mecanismos de subyugación tras la aparente distribución legítima efectuada por el mercado. Esta actitud desengañada respecto del modelo clásico burgués encontró portavoces en las propias filas del pensamiento liberal. Tocqueville y J. S. Mill vislumbraron en la idea temprano liberal de una formación discursiva de la opinión y de la voluntad el poder encubierto de la mayoría. Para el primero, en la opinión pública se realizan las hoces homogeneizadoras que siegan las fuentes de la crítica (3). Las mutaciones de una esfera pública dispuesta como espacio de propaganda masiva, roturada por mass media electrónicos, generadora de una inflación de acontecimientos fragmentados (4) merecen atención 1
fatcat:5ih2cx347bbixhtknid364fnoi