"De la soledad y las visiones", por Otto D'Sola

Vicente Gerbasi
1942 Revista iberoamericana  
RESE AS que lo mata en medio de una trigica carniceria. La Tragedia dentro de la Tragedia. . . Y para que sea mayor la perfecci6n del crimen, el General Ballivi~n, por razones personales, encubre oficialmente al asesino an6nimo, y establece el "hecho" de que el Mariscal habia sido muerto en el campo de batalla y por soldados bolivianos. iEl crimen perfecto! Pero como el asesinato, aun sin tener lengua, habla con 6rganos maravillosos, segun lo dijo Shakespeare, el crimen de Ingavi vino a saberse
more » ... gavi vino a saberse afios m~s tarde cuando el asesino, en estado de agonia, se io cont6 a don Manuel Gonzilez Prada, padre de Alfredo. Un crimen perfecto es un librito de grande interns para la historia, y es una obra de arte Ilena de matices, de exquisitez, de atinadas y penetrantes observaciones psicol6gicas, y de chispas de fina y discreta ironia. Al terminar su lectura, y al resefiarlo ahora, sentimos la necesidad de decirle al autor: Por qu no escribe mis y mis, y le concede al ptiblico el d6n de su cultura, su sentido critico y su arte de contar y de interesar?
doi:10.5195/reviberoamer.1942.1167 fatcat:7qjjirq3rjdwxdox2v6qgp3bka