Clásicos del cine en educación infantil

Antonia Cascales Martínez
2007 Quaderns de Cine  
de los Desamparados Querer, entender, imaginar, sentir, etc. no son sino diversos modos del pensar que pertenecen al alma Descartes. Frente a la avalancha audiovisual, una de las mejores cosas a que puede aspirar el sistema educativo es ayudar a los alumnos a ir adquiriendo hábitos activos y críticos para que, en vez de caer en la hipnosis audiovisual, lleguen a ser espectadores activos. Y lo mejor empezar desde las bases del sistema, es decir, desde Educación Infantil. Consideramos que desde
more » ... deramos que desde la escuela es esencial prestar mayor atención al cine y su lenguaje, ya que la idea del mundo que tiene nuestros alumnos y alumnas es mucho más deudora de un imaginario del cine y la televisión que de lo que sus familias le han trasmitido. En su famoso aforismo "el medio es el mensaje", McLuhan señalaba que cada medio de comunicación recrea la cultura y, en consecuencia, la transforma. En 1969, Enrico Fulchignoni, afirmó que hoy vivimos en la "Civilización de la Imagen". El cine puede servir como documento de reflexión y debate, pero no lo podemos Autoras: Julia López Paredes y su madre A Pedro no le gusta la playa, mientras que a Elena sí, pero no para ir dos horas, sino para ir todo el día, desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche. Julia: Papá, papá, levanta, ya está todo preparado. Pedro: Pero, ¿es que no entendéis que no me gusta la playa? Elena: Ánimo, hoy será un día diferente. Pedro: Sí, diferente, como cada vez que me pongo a pescar y no pesco nada. Allá va Pedro resignándose, cargando con todo lo más pesado, el toldo, las hamacas, la nevera, la mesa, etc. Julia: ¡Qué bien, ya estamos en la playa! Elena: Julia, no te acerques tú sola al agua. Papá y yo vamos a montar el chiringuito. Julia: No mamá, voy a construir un castillo. Una vez todo montado se dieron un baño. Pedro: Voy a pescar, tengo que traer el pescado para comer este mediodía. Julia y su mamá se echaron una gran carcajada. Julia: No te preocupes papá, mamá ya ha traído la comida hecha. Pedro: ¿Qué graciosas? Así pasaron la mañana... Continuará Al estudiar los decorados y vestuario decidimos vestirnos como la protagonista de la película y aprendimos cosas de su época, cuidando hasta el mínimo detalle. Quinta etapa. Lo que el viento se llevó Finalmente, nos centramos en Lo que el viento se llevó, de ella destacamos el vestuario, el género, la cámara y por supuesto los premios que recibió, seis Óscars. Con esta película recordamos todo cuanto habíamos aprendido, y nos centramos especialmente en el reconocimiento que se le otorga a un trabajo bien hecho, los
doi:10.14198/qdcine.2007.1.11 fatcat:peeb3kyitnc67p7uuoxwaa6pf4