Glosas martianas*

Ernesto Periodista
unpublished
E ste libro se comienza a leer y des-de el primer instante es una aven-tura agradable y útil, como novela en-volvente, lo que se vive hasta la última página. La cronología de los artículos y crónicas de más de medio siglo, con un tema central, de la misma autora, lo convierte en tejido donde la diversidad de colores oculta al hilo consistente y deja en el espíritu las alegrías y pesa-res de la historia de un hombre excep-cional, tanto por lo que hizo y expresó como por lo que dice de él. Más
more » ... dice de él. Más años de los que vivió Martí han estado presentes en la pluma de Nydia Sarabia, especialmente con el tema martiano. Publicaciones cubanas y extranjeras, registran desde 1947 a 1998 más de cuarenta y cinco crónicas selecciona-das para este libro. Glosas martianas es la condensación de múltiples facetas de nuestro Héroe Nacional que ella va juntando hasta que nos lo trae a nuestros ojos en una sola pie-za, tal como era. Sus páginas son escenario de grandes y pequeñas historias donde la inspira-ción y realizaciones tienen el encanto de contar bien-sin olvidar lo principal -, los detalles que aderezan el buen sabor que nos queda del hombre pro-fundamente humano, en medio de la grandeza de su apostolado revolucio-nario. Los niños de La Edad de Oro, el afec-tado por los buenos españoles, la admi-ración hacia Max, la veneración a Mariana Maceo, la Avellaneda nuestra, el mensaje de la Araújo para salvarle la vida, la revelación de Eugenio Bryson en la entrevista, la evocación a Gonza-lo de Quesada y Miranda, crónica del pintor ruso, la amiga Blanche, la CIA con el nombre inicial de Pinkerton, Ana, Ocaranza, Celia, Carmen, María, el pin-tor Norman, las Palmas, la Pinkhan, Ibor City, Gómez, Mendive, Pushkin, Dellundé, el pintor Caravia, Byron, el Comité Secreto, Andrés Bello, Bolívar, el momento supremo y tantos otros nombres y hechos que van llenando el espíritu de una autora a la que se le nota la nostalgia por no haber vivido los años de Martí para ser su combatiente más fiel, con la alegría a la vez de ha-ber luchado y luchar junto al mejor de sus discípulos, el Fidel que proclamó la autoría martiana en el asalto mayor. Búsqueda, investigación, constancia in-declinable, además de talento, capaci-dad y voluntad, desde la niña santiaguera martiana hasta la excelsa periodista y tenaz historiadora de hoy, tienen espacio en las 230 páginas de un libro que, al presentarlo en esta ocasión, comienza la vida eterna de las buenas * Presentación de este libro en la Feria Internacional del Libro de La Habana, en el 2004.
fatcat:fioidmsiznhllgh3jae5vsvt2i