La ciencia en el disciplinamiento de la ciudad moderna

Gustavo Vallejo, Rafael Huertas
2012 Dynamis. Acta Hispanica ad Medicinae Scientarumque Historiam Illustrandam  
Dynamis [0211-9536] 2012; 32 (1): [13][14][15][16][17][18][19] A fines del siglo XIX se propagó en el mundo occidental la figura cultural de la ciudad moderna. En una doble clave interpretativa de neto corte biologicista, la ciudad aparecía como causa directa de inéditas patologías sociales pero también y de forma simultánea, como la más eficaz terapia para superarlas. En su constitutiva dualidad, esta ciudad contenía el vicio y la virtud; era al mismo tiempo símbolo de perdición, al
more » ... ción, al representar un cuerpo social enfermo y afectado por los males de la vida moderna, y garantía de redención, toda vez que representaba un proyecto de modernización científica capaz de propiciar el orden social anhelado. En definitiva, la ciudad revelaba la imagen de la degeneración en todas sus formas y la expectativa cierta de que sólo a partir de la ciencia elaborada en su seno podía llevarse a cabo la regeneración de la sociedad toda. Esta curiosa conjunción de caracterizaciones antagónicas dentro de una misma entidad, la ciudad moderna, originó también el afán por establecer precisas disecciones a efectos de identificar esos pares enfrentados en términos f ísicos y sociales. En efecto, la medicalización interminable del fenómeno urbano, requirió de la defensa social como una respuesta que integró la ciencia y la gobernabilidad a través de una nueva tecnología del poder dirigida a delimitar y proteger su interior, para llevar a cabo en él un experimento controlado. Esto es, una metáfora de la habitual praxis en la que el científico genera las condiciones de posibilidad para dejar sus investigaciones a salvo de las contingencias, de los riesgos de sufrir infiltraciones y contaminaciones causadas por un exterior incontrolado.
doi:10.4321/s0211-95362012000100001 fatcat:lkwss7r5bbdhdgfpd2d4aznfqy