NADAR ES LA CLAVE

MANUEL RUIZ C.
2000 Lúdica Pedagógica  
Claro, la clave es nadar, nadar para crecer y trascender. Pues, es el agua, el fluido mágico en el cual se dinamiza nuestro cuerpo en forma sensorial, y en donde el espíritu se recrea, mientras la mente se complace al comprender, que es la natación, la que compromete al ser en su totalidad y lo funde en una perfecta unidad funcional; cuerpo y mente, soma y psiquis, sensaciones y sentimientos.
doi:10.17227/ludica.num4-2748 fatcat:4mnti45g7jef7gq7r2pwec7wni