Crítica de libros

José A. Zamora, Antonio Casado da Rocha, Jorge Riechmann, Adrián Almazán, Carmen Madorrán Ayerra, Javier Romero Muñoz, Fernando Arribas Herguedas, Javier Cigüela Sola, Alfredo Saldaña Sagredo, Clara Navarro Ruiz, Cristopher Morales, Manuel Toscano (+2 others)
2016 Isegoría  
espíritu; exordio de diego Bermejo, Maliaño, Sal Terrae, 2014, 168 pp. El autor de este ensayo se ha ganado merecidamente la reputación de ser uno de los científicos y, al mismo tiempo, uno de los filósofos que más ha contribuido a eliminar las barreras construidas entre lo que se viene denominando desde C. P. Snow las dos culturas antagónicas: la científica y la humanística. Como señala oportunamente diego Bermejo en su exordio, Andrés Moya habita un territorio mestizo que le permite pensar
more » ... e permite pensar desde las ciencias, con singular competencia, cuestiones que hemos venido considerando patrimonio de las humanidades. él mismo se considera a la vez un científico y un humanista, y de este modo pone en cuestión un cierto cliché que tiende a separar ambas identidades mediante una disyuntiva. Que la ciencia piensa en un sentido enfático, ciertamente, no es algo que se deba afirmar sólo a partir de los avances de la biología evolutiva, pero no cabe duda de que esos avances han dado alas a las incursiones de los científicos evolucionistas en el ámbito del espíritu y a aventurar "interpretaciones" de lo humano y lo espiritual, que ha dejado de ser patrimonio de sus antiguos custodios. Además, frente a las interpretaciones tradicionales, las que pro-vienen de los científicos evolucionistas reclaman para sí un plus de coherencia con el conocimiento científico, con el que concuerdan y al que refuerzan. Pero lo que está verdaderamente en cuestión es una jerarquía implícita de los saberes, que solo podía ser precariamente salvaguardada mientras que a la filosofía se le atribuyese una competencia metateórica o la capacidad exclusiva para llevar a cabo una reflexión de segundo grado que incluyera a los conocimientos científicos y a sus métodos de obtención. Sin embargo, la teoría de la evolución parece permitir el establecimiento de un nuevo marco epistémico que incluye dentro de su alcance explicativo e interpretativo la aportación y el desarrollo de las humanidades. digamos que se han vuelto las tornas, ya no está en el orden del día tanto hacer filosofía de la biología cuanto biología de la filosofía. Cuando A. Moya reflexiona sobre la pluralidad del conocimiento del mundo, distingue entre formas generales y especializadas, no-científicas y científicas, de captación de ese mundo. Lo que se pueda captar desde las diferentes formas puede ser igualmente valioso y no necesariamente excluyente. Aquello que distingue una forma de otra le da al mismo tiempo una capacidad distinta para el desocultamiento de la verdad. Pero con esta tesis, Moya no se está 707 Copyright: © 2016 CSIC. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia de uso y distribución Creative Commons Attribution (CC-by) España 3.0
doi:10.3989/isegoria.2016.055.18 fatcat:khmm5nxl5ndwvjmynsluili464