Desarrollos sobre el concepto de Identificación Proyectiva

Lluís Farré, Grau Jesús Sánchez De Vega
unpublished
Resumen Los autores presentan la línea de desarrollo que ha seguido el concepto de IP desde su introducción por Melaine Klein, de acuerdo con su utilización en la clínica por distintos autores pertenecientes tanto al movimiento kleiniano como poskleiniano. Entienden que se refiere a un mecanismo complejo ante el que cualquier intento de definición o expli-cación con palabras resulta obligadamente insufi-ciente debido a su riqueza conceptual. Por ello han estimulado los intentos para llenarlo
more » ... os para llenarlo con significa-do intentando comprenderlo por sus implicaciones clínicas. Tales intentos, concretados en la descrip-ción de su operatividad para dar cuenta o iluminar las diversas áreas clínicas, marcan su desarrollo en los últimos 50 años. Aquí se señalan someramente las principales líneas que se han seguido de acuer-do con la comprensión y utilización del concepto por cada autor. Se destaca en particular la impor-tancia de los trabajos de Bion y Meltzer para con-tribuir a ampliar su significado. Con el nombre de Identificación Proyectiva (IP) nos referimos a un fenómeno, observado por prime-ra vez por Melanie Klein en la clínica infantil, que resulta de muy difícil conceptualización. A esta complejidad para poder comprenderlo debida al mismo concepto, se añade el que después de Klein haya sido empleado de forma tan diversa por muy distintos autores y en situaciones también muy dis-tintas, e incluso por el mismo autor, de forma dife-rente según la época o el momento en que lo utilizó-Bion es un claro ejemplo, como veremos-, lo cual hace que para algunos el término resulte aún más impreciso y en exceso polivalente. Por ello, acercarse al concepto exclusivamente desde el punto de vista teórico será insuficiente para su comprensión si no se complementa con su reco-nocimiento en la clínica, tratando de discernirlo, más que de definirlo, ya que cualquier intento de definición resulta insuficiente para recoger toda su riqueza. Es por lo que aquí tenderemos más bien a describir la aparición y algunos desarrollos del con-cepto. En su utilización se han seguido dos cami-nos: uno más ortodoxo, que seguiría fiel e invaria-blemente la línea indicada por Klein, y otro que iría más allá, siguiendo un pensamiento independiente, como es el caso de Bion y Meltzer, corriente que se denomina poskleiniana, "con alguna de cuyas conclusiones quizá no estaría muy de acuerdo Klein, pero que si bien defendía con ardor sus ideas, también estimulaba a que cada uno siguiera su camino propio", (Meltzer, 1992). Nosotros nos vamos a referir preferentemente a este segundo camino, que se está mostrando tan creativo, advir-tiendo que lo consideramos como un desarrollo y para nada en oposición a las ideas de Klein, pues se apoya por un lado en sus descubrimientos, particu-larmente en la utilización de la IP como herramien-ta clínica y, por otro, en las intuiciones de estos dos grandes pensadores. Freud, basándose en el modelo de la física meca-nicista, concibió inicialmente la mente como un sis-tema que maneja cantidades de carga o energía, cuyo exceso produce una tensión que se vivencia como displacer o sufrimiento que tiende a aliviarse (modelo hidrostático de vasos comunicantes o el modelo de descarga cuando se alcanza un gradiente de tensión). De acuerdo con esto, describió como principio regulador del sistema lo que denominó principio de placer, por el cual lo desagradable se descarga o alivia fuera del sistema, al exterior. A ese mecanis-mo psicológico lo llama proyección, por el que el origen de lo desagradable, que procede del interior de la persona, se atribuye al exterior y se ve su ori-gen en el afuera. Melanie Klein, desde un punto de vista relacio-nal, describe algo parecido. Pero con la óptica de las relaciones objetales, en el área del interjuego de proyecciones e identificaciones que estructurarán al self en desarrollo, abrió un terreno insospechado por su amplitud e interés para la investigación. Desde luego, y en primer lugar, ampliando enorme-mente el terreno de comprensión analítica de fenó-28
fatcat:gesq2a4uirgmnl5vqabwwhgl4a