a Tau en Navarra

Camino Santiago
unpublished
L as letras tienen forma, sonido y significado. Las letras solas, sin agruparse en palabras. Son signos y pueden ser símbolos. Vayan por delante dos ejemplos, tomados del campo religioso, que sirven de introducción al tema que vamos a desarrollar. A S1: Alfa y Omega, primera y última letras del alfabeto griego, deno-minan a Jesucristo, principio y fin de todas las cosas. Se lee en el Apocalipsis (1, 8): "Yo soy el Alfa y el Omega, dice el Señor Dios". Y en otro capítulo (22, 12): "Yo soy el
more » ... 12): "Yo soy el Alfa y el Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin". X: Como letra del abecedario castellano, es signo de la incógnita en los cálculos; como letra del alfabeto griego, es la inicial de Cristo y una de sus representaciones gráficas más antiguas; sola o entrelazada con la "ron, segun-da letra de la palabra Cristo en griego, formando el Crismón. La X con este significado se usaba en el habla castellana y la entendía el pueblo que asistía al teatro. Lope de Vega la introdujo en una escena de "Pe-ribáñez y el Comendador de Ocaña". Peribáñez, el de la capa pardilla, al en-seiíarle a Casilda, su mujer, las virtudes de las letras, le dice esta redondilla: La V te hará verdadera La X buena cristiana, letra que en la vida humana has de aprender la primera. Además de éstas, hay una letra que ha tenido una significación especial en la historia de la cultura, la religión, la simbología, el esoterismo, como se-ñal de salvación y de vida tras la muerte. Tiene forma de T. Se llama "tau". El diccionario la define como: "última letra del alfabeto hebreo". Y en senti-do figurado: "distintivo, insignia". Su origen está en la Biblia, en el libro de Ezequiel. Se ve reflejada en el sexto sello del Apocalipsis. Los primeros cristianos la grabaron en las cata-cumbas. Por arcana vía pasó a la decoración del interior de las pirámides
fatcat:h5f77fdxprcrrn4ftyw3dprvbu