Acta Pediátrica de México Volumen 31, Núm. 5, septiembre-octubre

Eduardo López-Corella
2010 Acta Pediatr Mex   unpublished
Este artículo debe citarse como: López-Corella E. Biopsia pulmonar abierta. Acta Pediatr Mex 2010;31(5):248-258. Introducción. Indicaciones. Contraindicaciones. Complicaciones Técnicas Manejo del tejido Interpretación Histología pulmonar básica. Guía diagnóstica. Patrones de afección. Principales posibilidades diagnósticas Enfermedad pulmonar aguda. Afección pulmonar subaguda y crónica en el paciente no inmunosuprimido. Afección pulmonar difusa en el recién nacido y lac-tante menor. Biopsia
more » ... menor. Biopsia pulmonar en el paciente inmunosuprimido. Patología vascular en la biopsia pulmonar pediátrica. Biopsia pulmonar en las lesiones nodulares. Lecturas recomendadas. INTRODUCCION L a biopsia pulmonar; una decisión ponderada. La biopsia pulmonar es un decisión tardía en el proceso diagnóstico ya que es un procedimiento invasivo, implica a menudo una toracotomía, que por más pequeña que sea, es un procedimiento de cirugía mayor, doloroso para el paciente, que requiere hospitalización, un nivel alto de pericia para realizarlo y para su interpretación. Se efectúa al final de una secuencia de decisiones y recursos diagnósticos y no como primer recurso. (Figura 1) Todo lo anterior sigue siendo cierto aun para la biopsia pulmonar con toracoscopía video asistida, de más reciente uso. En el paciente con neumopatía crónica, la utilidad de la biopsia pulmonar tiene dos vertientes. Sirve para de-terminar el territorio estructural en el que se concentra el daño: bronquiolos y bronquios pequeños, intersticio alveo-lar, luz alveolar y vasculatura. Esta información permite una aproximación para determinar si el daño es exógeno (inmunoalérgico, infeccioso) o endógeno (autoinmune, metabólico, malformativo, displásico). En la enfermedad intersticial, los niños presentan cuadros distintos a los esquemas bien establecidos del adulto y mucha de la pa-tología intersticial pediátrica está en proceso de definirse con precisión. La otra utilidad de la biopsia pulmonar en estos pacien-tes es determinar el tipo y grado de daño del parénquima pulmonar y su posible evolución ulterior. La combinación de componentes inflamatorios y fibrosantes y el grado de remodelado pulmonar que han producido en el momento de la biopsia ayuda a la toma de decisiones de tratamiento del paciente. El cirujano y la biopsia pulmonar. El primer requisito para que la biopsia sea útil es que el tejido sea represen-tativo del problema que se quiere explorar. La situación ideal es la biopsia efectuada por un cirujano de tórax con experiencia quirúrgica y neumológica, que conozca al paciente y esté percatado de las posibilidades diagnósticas. La experiencia en la evaluación transquirúrgica del pul-món y de los posibles procesos patológicos que lo afectan lo llevarán a tomar un tejido representativo en calidad y cantidad, con alteraciones que no sean tan incipientes y no
fatcat:oe2twon7lncrfe24t5zu44awhe