DOS. LA MÁQUINA DE LA TEO-LOGÍA POLÍTICA Y EL LUGAR DEL PENSAMIENTO

Roberto Esposito
unpublished
nos Aires, 2015, 269 páginas. Luego de muchos años de olvido, la noción de "teología política" ha vuel-to a despertar el interés de los teóricos de la política. En línea con los escritos de Giorgio Agamben y Gianni Vattimo, pero desde un enfoque diferente, Esposito presenta un nuevo libro dedi-cado a esta cuestión que conduce a pensar, desde una perspectiva original, las raíces teológicas del poder, la in-fluencia de lo teológico en lo político, la legitimación religiosa del poder y el carácter
more » ... poder y el carácter político de la teología. Con el recrudecimiento del llamado "terroris-mo islámico" y la cabeza del papado en manos de un latinoamericano un tan-to incómodo para el poder económico concentrado, pensar estas cuestiones desde la filosofía política se vuelve cada vez más necesario. El autor parte de la siguiente pre-misa: si después de un siglo de discu-siones no hemos logrado una definición estable del concepto de "teología-po-lítica", es porque el léxico filosófico desde el cual lo pensamos está tan uni-do con este concepto que no podemos distanciarnos para criticarlo; si no po-demos penetrar en el horizonte de la teología política es porque ya estamos en su interior. En ese sentido resulta vano introducirse en el debate acerca de la secularización, desmagización, desencantamiento, reconfiguración de lo sagrado o como quiera llamársele, ya que dichas categorías están presas de la máquina teológico-política al ex-presarse en sus mismos términos. Este nuevo libro se inserta con la totalidad de su obra, pero sobre todo con Tercera Persona. Política de la vida y filosofía de lo impersonal y su primer li-bro editado al español, Categorías de lo impolítico. En este último ya había to-cado el tema de la justificación teológica del poder, viendo como el mismo se ejerce en nombre de Dios, quien lo im-pone a los hombres como una obliga-ción. Esta justificación conduce a la sacralización del poder o, lo que es lo mismo, a la unión del poder con la idea del bien. En Dos. La máquina de la teología política y el lugar del pensamiento, el au-tor retoma un principio que recorre sus escritos: todo lo que separa se consti-tuye a la vez en un punto de unión por ubicarse en el límite entre el adentro y el afuera. Esposito explica que dicha máquina funciona sometiendo una par-te al dominio de la otra, unificando aquello que divide y separando lo que declara unir. Teología y política están en constante competencia buscando subsumir la otra dentro de sí, haciendo del Dos un Uno mediante la negación del otro, que incluso entonces lo habita. Para Esposito no debemos enten-der la teología-política como una cate-goría ni como un dato histórico sino como un mecanismo. Por ello no habla estrictamente de la politización de la teología ni de la legitimación religiosa del poder como dos extremos de la teología-política, dos maneras separa-das de entenderla, sino del "efecto performativo que cada uno de los tér-minos determina en el otro, cambian-do su sentido" (96). Ahora bien, esta
fatcat:nakepgh37vdzlpkecba44novni