Algunas consideraciones sobre los tesoros catedralicios: el ejemplo de la Catedral de Murcia

Imafronte N
unpublished
RESUMEN El prcscntc trabajo ticnc por objcto rcsaltar la significación dc los tcsoros catcdralicios y dcntro dc cllos la muy importante obra dc platcria. Cicrtamcntc, las catcdralcs cspañolas posccn las principales colcccioncs dc platcria religiosa dcl pais. dcstacando tanto por cl númcro dc piczas como por la divcrsidad dc las mismas, cn razón dc los difcrcntcs usos litúrgicos. Pcro tambibn dcstacan las obras dc platcria dc las caicdra-Ics por su cspccial catcgoria. Prccisamcntc, cn busca dc
more » ... cntc, cn busca dc csa catcgoria las catcdralcs con los obispos y dcmás cclcsiásticos recurrían con frccucncia a los mas prcsiigiosos tallcrcs dc platcria, incluso dc fucra dc la ciudad. Por cllo, cn las catcdralcs cs normal cncontrar obras dc distintos lugarcs. como bicn dcmucstra cl cjcmplo dc Murcia, cuya catcdral ticnc piczas d c Tolcdo, Valencia, Madrid y Córdoba. PALABRAS CLAVE: Catedrales, plaiería, pairocii~io eclesiáslico. encargos forá~ieos, Murcia. 2 Las custodias proccsionalcs cspañolas y, obviamcntc, las catcdralicias cucntan con cl cstudio gcncral dc C. HERNMARCK, Custodias procesiona1e.r eli Espa~ia. Madrid, 1987. Algunas dc cllas incluso han sido objeto dc monografias cspccíficas, caso dc las dc M.J. SANZ, Juan de ArJe y KllaJañe y la custodia de Se~rilla. Scvilla, 1978, La Custodia Procesiotial. Eirriqtre de ArJe y su escuela. Córdoba, 2000 y La Cusrodia de la Catedral de Cádiz. Cádiz, 2000. Tambiin J. M A R T~N RIBES, Custodia procesional de ArJe. Córdoba, 1983 y D. PÉREZ R A M~R E Z , La ctrsíodia de la catedral de Ctrenca. Cucnca, 1985. 3 Sobrc la colección dc la Catcdral dc Pamplona y la pormcnorizada catalogación dc sus piczas vcr M.C. G A R C~A GAINZA y M.C. HEREDIA MORENO, OrJebrería de la Catedral y Museo Diocesa~io de Pamplona. Pamplona, 1978. Obviamcntc, cn csa cnumcración sc omitcn las obras cxistcntcs en cl ancjo Musco Dioccsano, proccdentcs dc otras poblacioncs dc Navarra. 4 Los tcsoros o colcccioncs catcdralicias dc platcria no siemprc han sido objcto dc cstudios monográficos y cspccíficos, aunquc por supucsto cxistcn trabajos dc csa índolc y cada vcz más. Entrc cllos hay quc mcncionar: M.C. GARCIA GAINZA y M.C. HEREDIA MORENO, ob. cit., J. FlLGUElRA VALVERDE, El tesoro de la catedral de Compostela. Santiago dc Compostela, 1958, S. ANDRES ORDAX y F.J. GARCIA MOGOLLÓN, La platería de la Caiedral de Plasencia. Cáccrcs, 1983, G. FRANCES LÓPEZ, Orjrebreria del siglo XVIII en la Catedral de Orihuela. Alicante, 1983, M. CAPEL MARGARITO, «La platcria cn la catcdral dc Jaén)). Libro hometiaje al ProJesor Don Manuel Vallecillo v vi la. Granada, 1985, M. S E G U~ GONZÁLEZ, La plateria ett las caiedrales de Salama~ica, siglos XV-XIX. Salamanca, 1986 R. SANCHEZ-LAFUENTE GÉMAR, «La plateria y los macstros plateros de Fábrica cn la Catcdral dc Málaga durantc cl siglo XVIII)). Boleiin de Arte no 1 l. Univcrsidad dc Málaga, 1990, M.T. MALDONADO NIETO, La plaleria burgalesa: plala y plaieros eri lu Caiedral de Burgos. Estudio hisíórico-aríisfico o J. ALONSO BENITO y M.V. HERRAEZ ORTEGA, Los plateros y las colecciones de plareria de la Caiedral y el Museo Catedralicio-Diocesano de Leóii (siglos XVII-XX). Lcón, 2001. Madrid, 1994. El ajuar catcdralicio y su significación cucaristica son contcmplados tambiin cn otras publicacioncs, como la dc Y. KAWAMURA, Festividad del Corpus Christi e t~ Oviedo. Ovicdo, 2001. Las magnas cdicioncs dcdicadas a las catcdralcs cn las últimas dicadas suclcn incorporar cl corrcspondicntc capitulo, como cl dc J.M. PALOMERO PARAMO, «La platcría cn la Catcdral dc Sevilla>). La Catedral de Se~rilla. Scvilla, 1984, pp. 575 y SS. Otro tanto pucdc dccirsc dc M. NIETO CUMPLIDO, La Catedral de Cúrdoba. Córdoba, 1998. Por supucsto, csas colcccioncs catcdralicias y sus piczas son cstudiadas cn los trabajos dcstinados a la investigación dc una platcria local, provincial o regional, trabajos quc tanto sc han visto incrcmcntados dc un ticmpo a csta partc, dcsdc las aportacioncs más tcmpranas dc J. TEMBOURY, La orJe-br-cría religiosa en Málaga. Málaga, 1948 y J. HERNÁNDEZ PEREDA, Orfebrería eii Canarias. Madrid, 1955 hasta otras más rccicntcs como las dc M.J. SANZ, La orfebrería sevillaila del Barroco. Scvilla, 1977 y C. ESTERAS MARTIN, Or@brei-ia de Teruel y su proviiicia (siglos XIII al XX ). Tcmcl, 1980. Así sc podría scguir cnumcrando otras muchas publicaciones. 5 Vcr sobrc cl particular cl trabajo dc F.A. MARTIN, «Los plalcros rcalcs cn cl siglo XVIII». Tipologías, talleres y puilzoiies de la orfebrería espaCola. Actas IV Congrcso Español d c Historia dcl Artc. Zaragoza, 1984. pp. 223-234. 6 El Macstro Platcro catcdralicio ha sido objcto dc cstudio, cn cl caso concrcto dc la importante Catcdral dc Scvilla, por partc dc J.M. PALOMERO PÁRAMO, ob. cit., pp. 576-582. Y cstc modclo scvillano ha scrvido dc guía cn cl prcscntc trabajo. TambiCn sc han cstudiado los macstros platcros dc la Catcdral dc Las Palmas por J. WERNÁNDEZ PEREDA, ob. cit., pp. 321-325 y los dc la Catcdral dc Málaga por R. SANCHEZ-LAFUENTE G E M A R , ob. cit., pp. 160-167. 7 J . VALVERDE MADRID, «El platcro Damian dc Castro)). Boletíil de la Real Academia de Cbrdoba no 86. 1964, p. 34. 8 M. NIETO CUMPLIDO y F. MORENO CUADRO, Eucliari.rtica Cor(lubeirsis. Córdoba, 1993, p. 124. 9 Juan dc Arfc, cn su De Varia Coinr~ie.rvracibn para la Escvlptura y Arcliitectura (1587). ya cstablccía una clara difcrcnciación y clasificación dc piczas dc culto, quc ha sido scguida cn cl cstudio dc la platcría dc la Catcdral dc Scvilla por J.M. PALOMERO PÁRAMO, ob. cit., pp. 591 y ss, coincidicndo cn muchos aspcctos la división dispuesta cn cstc prcscntc trabajo con la dc csc otro dc la Catcdral dc Scvilla
fatcat:2n2s435kcfdybcdd3i55imwe34