La Posmodia | Gaspar Molina y Saldívar (Ed. crítica Rocío Jodar Jurado, Córdoba, Almuzara, 2019, 184 pp.)

Beatriz López Pastor
2019 Creneida  
Reseñas Para que una sociedad evolucione intelectualmente es necesario que exista cierta lucha de ideas entre lo ya conocido y lo nuevo. Tradición e innovación se van complementando, limitándose una a la otra a la luz del pensamiento crítico, ya sea por medio de estudios serios o por medio de la ridiculización y la reductio ad absurdum. Esto último es lo que hace Gaspar de Molina, marqués de Ureña, en La Posmodia, libro recientemente editado por Rocío Jodar Jurado en Almuzara. Esta estudiosa,
more » ... . Esta estudiosa, doctora en filología por la universidad de Córdoba, hace un concienzudo análisis de La Posmodia. No sólo nos fija el texto conforme a consistentes criterios de ecdótica, sino que nos hace un detallado análisis del contexto histórico, cultural, lingüístico y literario en el que esta obra está inserta, facilitando de este modo al lector del siglo XXI un texto que le queda bastante lejano. El estudio preliminar está bastante bien organizado y es de clara exposición. Lo divide en varios epí-grafes que muestran al lector -tanto al experto como al que se acerca por primera vez-una visión clara y coherente de la obra editada. Un primer apartado lo dedica Rocío Jodar a ofrecer algunas notas biográficas de Gaspar de Molina, personaje del que casi no tenemos datos y apenas ha trascendido a la cultura española, pero que, sin embargo, tiene un valor inestimable para conocer los entresijos de la sociedad del setecientos. El marqués de Ureña es un ilustrado gaditano que está al tanto de las innovaciones de la época, ya sean filosóficas, artísticas o científicas. Los autores de primera fila a menudo poseen una visión de su entorno más clara con respecto a sus coetáneos. Tienen la capacidad de distinguir lo que va a tener repercusión de lo que no, de diferenciar lo relevante de lo no relevante, rompen la barrera de la sincronía y trascienden el tiempo, son eternos. Debido a esto, muchas veces no nos muestran las luchas internas de una sociedad, no se enredan en las dispu-
doi:10.21071/calh.v7i.12501 fatcat:pyg6fkjitzf53hsoym3ltu3gmu