El cuento: El bisturí de la belleza

Jaime Ibañez
1962 Boletín Cultural y Bibliográfico  
Cuando el doctor Parecti terminó de practicar la última costura en el rostro de su paciente, le pidió que no se mirase al espejo sino cuando le quitara los vendajes. En realidad no confiaba mucho en la intervención, pero también estaba seguro de que lo que él no pudiera hacer no podría lograrlo otro. De manera que restaba esperar. El accidente sucedió al salir de aquella fiesta y por error había tomado vía contraria. El parabrisas le había destrozado el rostro.
doaj:1fd9a4ad0d344f1ab638971d356c298e fatcat:jluep6okzbfv5boei6hrmg5jua