Long distance education. Myth vs. Reality

Coralina Hernández Crespo
2003 Revista MENDIVE  
Adquirir habilidades para usar la modalidad a distancia en educación exige del dominio de habilidades y estrategias para obtener la información mediante los medios tecnológicos de los que se disponga y exija esta modalidad. ¿Estarán en condiciones nuestros futuros maestros de asimilar toda la información necesaria por esta vía? Conocemos que los esfuerzos por nuestro gobierno y estado son incalculables por dotar a las escuelas de un equipamiento técnico decoroso a tono con el desarrollo
more » ... desarrollo científico-técnico en el mundo, aún cuando sabemos que son insuficientes. Sin embargo este ya no constituye el problema principal a resolver y se nos plantea un nuevo cuestionamiento, ¿Se están aprovechando máximamente las posibilidades técnicas del equipamiento que poseemos? Por un lado todos los estudiantes (sobre todo en Secundaria Básica) están recibiendo la Computación como asignatura. Los futuros maestros en formación tienen escasos conocimientos de la misma, y no tienen precedentes en los niveles de enseñanza anterior. Los cursos que reciben ambos sobre los sistemas operativos de la computadora es a través de las clases presenciales, ni unos ni otros han aprendido las habilidades indispensables para que bajo la Educación a distancia aprendan a dominar este mundo tan complejo soportado tecnológicamente. Se ha utilizado el CD ROOM para hacer llegar la información, sin embargo el montaje de los materiales docentes no se diferencia de la información brindada con la educación presencial. Esto constituye uno de los problemas que hoy confrontamos en la formación de maestros en nuestro territorio sobre todo a partir de segundo año. ¿Qué modificaciones y sustentados en qué criterios científicos pedagógicos se han preparado las asignaturas? En nuestra opinión, las guías son las actividades más favorables en este sentido y la asunción del encuentro como una forma organizativa principal en esta modalidad, sin embargo, ofrecer un programa, educar a distancia requiere de mucho más que el soporte técnico y contenidos, requiere de requisitos en el diseño de sus textos, las formas de evaluación, que exigen del conocimiento y retroalimentación constante de lo que sucede en cada sede municipal, escuela o grupo de los futuros maestros. Consideramos que aún falta una coherencia y sistematicidad en cuanto a la estrategia de ¿cómo? hacer realidad esta aspiración. Desde nuestro punto de vista crítico polemicemos, es un mito o una realidad; desde el nuestro es un mito. ¿Qué hacer para convertirlo en realidad?. Convocamos a los Asesores Técnicos Docentes, a los profesores del Departamento de Formación Pedagógica General, a los cuadros de dirección de las Facultades, en fin a todos los lectores de la revista interesados en el mejoramiento de la labor de
doaj:81b814e2e8e341b6bd6c0c32b7561e14 fatcat:xguodgkgvzfnpao6optrrbzcs4