Latin American Medical School Class of 2015: Exclusive with Cuban-trained US Graduates

2015 MEDICC Review  
Llámeles intrépidos pioneros o simplemente tenaces: más de 200 estudiantes de Estados Unidos, principalmente de minorías marginadas y de familias de bajos ingresos, decidieron que se convertirían en los médicos que necesitan sus comunidades, y que sería la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba (ELAM) la que los prepararía para el trabajo. Al hacerlo, aceptaron una multitud de desafíos, entre ellos el de estudiar en un país elogiado por sus indicadores de salud poblacional, pero
more » ... al, pero vilipendiado durante décadas por su gobierno. Bajo el presidente George W. Bush, la inscripción en la escuela requería incluso la intervención del entonces Secretario de Estado Colin Powell y del Caucus Negro del Congreso, cuyos miembros representan distritos con algunos de los peores indicadores de salud de los Estados Unidos. Una vez aceptados por la ELAM, que tiene sus propios requisitos académicos altos, no estaba claro si podrían afrontar la vida en Cuba, un país pobre con recursos limitados. Y luego viene el reto de aprobar el Examen de Licencia Médica de Estados Unidos (US Medical Licensing Examination, USMLE), que se exige a todos los estudiantes de medicina de Estados Unidos para obtener plazas en los programas de residencia. Además de estos obstáculos había otra gran interrogante: ¿trabajarían realmente en comunidades remotas, en distritos urbanos de bajos recursos y pobres o simplemente aprovecharían la educación médica gratuita y abandonarían los objetivos sociales inculcados por su alma mater? El concepto de la ELAM es simple, pero audaz: brindarle educación médica gratuita a estudiantes brillantes dispuestos a convertirse en médicos, pero que carecen de los medios económicos para ello, los motivará al regresar a servir en comunidades como las propias. Ellos pasan seis años estudiando ciencias básicas, medicina clínica y salud pública. A partir de la primera graduación en el 2005, la ELAM ha capacitado cerca de 25 000 médicos -la mayoría mujeres y muchos de ellos indígenas-de 84 países, incluido Estados Unidos. Una década después de que el primer graduado de Estados Unidos recibió su diploma de la ELAM, otros 113 se han graduado. Mientras que la mayoría de los graduados (especialmente los recientes) están aún terminando sus exámenes de USMLE, el 40% de ellos ya está cursando la residencia o la ha completado. De estos, el 90% ha elegido 21 de julio de 2015: día de graduación en La Habana. E Añé
doi:10.37757/mr2015.v17.n3.3 fatcat:5wcccih5ojfpdihe7scfodo2nu