La lectura en la obra de Ernesto Sábato

Nicasio Urbina
1987 Revista iberoamericana  
INTRODUCCION Un aspecto fascinante de la literatura de Sabato es su preocupaci6n con el fenomeno de la lectura. Hay, a todo lo largo de sus obras, una conciencia plena de ese individuo que, al otro lado del proceso semi6tico, hace realidad el texto. El lector que preocupa a Sabato es, por supuesto, el <>, el joven que busca alguln sentido a su existencia, el pequefio heroe de todos los dias. Para Sabato, la literatura es una experiencia vital, una catarsis, y, en consecuencia, la lectura es una
more » ... forma de experimentar otras realidades y hacerlas vivencias. En Abaddon el exterminador 1 (de aqui en adelante AEE), el personaje Sabato reflexiona sobre el tema: «<<Sentirian otros escritores lo que el1 experimentaba ante un desconocido que ha leido sus libros? Una mezcla de vergiienza, curiosidad y temor. A veces, como en este momento, era un chico, un estudiante que lleva las insignias de sus tribulaciones y amarguras, y entonces trataba de imaginarse por que leia sus libros, que paginas podrian ayudarlo en sus ansiedades y cuales, por el contrario, s6lo servirian para intensificarlas; que fragmentos marcaria con ferocidad o alegria... (59). Estas preguntas, dramatizadas en un personaje como Sabato, son prueba fehaciente de que para Sabato la lectura no es una preocupaci6n secundaria, sino el tema central de su obra y su actividad creadora. El estudio de la relacion sujeto-lector ocupa hoy un lugar central en 1 Ernesto Sabato, El tinel (Barcelona: Seix Barral, 1983, 2.a edici6n en Biblioteca de Bolsillo, 1984); Sobre heroes y tumbas (Barcelona: Seix Barral, 1.a edici6n definitiva en Biblioteca Breve, 1978); El escritor y sus fantasmas (Buenos Aires: Emece, 2.a impresi6n en Grandes Ensayistas, 1976); Abbadon el exterminador (Barcelona: Seix Barral, 1.a edici6n definitiva en Biblioteca Breve, 1978).
doi:10.5195/reviberoamer.1987.4392 fatcat:j3newylxwranffl3gfk7n2qc7a