El entremés de los degollados, de Calderón de la Barca, y su deuda con la mitología clásica

Juan Antonio Martínez Berbel
2020 Hipogrifo: Revista de Literatura y Cultura del Siglo de Oro  
Resumen. El presente trabajo pretende analizar una obra corta de Pedro Calderón de la Barca, el entremés de Los degollados, a partir de una posible fuente de índole mitológica: los amoríos de Afrodita y Ares, así como el descubrimiento de ambos por parte del marido de aquélla, Hefesto. Se analizan las características tipológicas de la obra y las posibles fuentes renacentistas que pudieron servir de inspiración al autor. Abstract. The present work tries to analyze Pedro Calderón de la Barca's
more » ... ón de la Barca's short work entremés de Los degollados, and its possible mythological source: the love affairs of Aphrodite and Ares, as well as the discovery of both by her husband, Hephaestus. The typological characteristics of the work and the possible Renaissance sources that could serve as inspiration for the author are analyzed. 322 JUAN ANTONIO MARTÍNEZ BERBEL HIPOGRIFO, 8.2, 2020 (pp. 321-338) El entremés El Entremés de los degollados es una obrita menor que, como tantas otras en el inmenso corpus del teatro áureo, ha tenido una fortuna bastante desigual. Al menos ésta, sin embargo, ha tenido la suerte relativa de disfrutar de varios «renacimientos» a lo largo de la historia crítica de nuestro acervo dramático. El último de estos renacimientos nos vino de la mano del siempre recomendable Enrique Rull, que dedicó dos trabajos al entremés en los inicios de la década de los 80 del siglo pasado 1 . Desde entonces hasta ahora, prácticamente nada. Y antes del rescate de la obra por parte del profesor Rull, muy poco; apenas apariciones de la obra y referencias a la misma en repertorios, trabajos de índole recopilatoria o catalográfica. El propio Enrique Rull, en el segundo de los trabajos citados 2 , hace revisión de las atenciones recibidas por el entremés por parte de Paz y Melia, Cotarelo y, más cercano a él en el tiempo, María del Carmen Simón Palmer, trabajos que, lejos de entrar en la consideración de la propia obrita, ayudaban a su localización y daban datos sobre su representación. El propio Rull, en 1972, había recogido la referencia a la misma al recopilar la colección de manuscritos calderonianos de autos sacramentales de la Biblioteca Municipal de Madrid, si bien en este trabajo, por su carácter, no había entrado en cuestiones de atribución, y como tal, la obra era, para la crítica, un entremés anónimo 3 . Como se ha dicho, no sería hasta once años más tarde cuando el profesor Rull plantease la paternidad de Calderón sobre esta obrita breve que, a priori, recoge buena parte de los componentes constitutivos del género entremesil. Trasladando la opinión de Cotarelo, Rull clasifica el entremés entre aquellos que tienen como figura principal un sacristán, si bien, en mi opinión, esta figura, en este caso particular, tiene un carácter algo instrumental y yo no me atrevería a calificarlo de protagonista. También terciaría en la cuestión Agustín de la Granja, en un trabajo publicado en Bulletin Hispanique, en 1984, apoyando decididamente la hipótesis de Enrique Rull 4 . Después de éste y de de la Granja, sin embargo, non plus ultra que merezca la pena reseñar, pues el entremés volvió a esconderse a ojos de la crítica, hasta nuestros días 5 . No me voy a referir en esta ocasión a la historia material de la obra, que está, por otra parte, perfectamente resuelta en el trabajo de Rull, pues lo que me interesa en este caso es su contenido dramático y, de manera especial, sus vínculos temáticos; cuestiones éstas que, por otra parte, son las que menos atención han recibido por parte de la crítica previa.
doi:10.13035/h.2020.08.02.20 fatcat:jlyi2xxm75ggljgtx22fqz6eke