Ejército federal, jefes políticos, amparos, deserciones: 1872–1914

Mario Ramírez Rancaño
2014 Estudios de Historia Moderna y Contemporánea de México  
la misma universidad. Es investigador nacional nivel III. Obtuvo su doctorado en Sociología en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, París, Francia. Entre sus publicaciones recientes destacan La justicia durante el Porfiriato y la Revolución, 1898Revolución, -1914. Los amparos entre el ejército federal (México, Suprema Corte de Justicia, 2010), y El asesinato de Álvaro Obregón: la conspiración y la madre Conchita (México, INEHRM/UNAM, IIS, 2014). Su correo electrónico es:
more » ... @ yahoo.com.mx. Resumen El fracaso del ejército federal durante la revolución de 1910 tuvo varias explicaciones. Ante todo, un tamaño insuficiente, asociado a una grave corrupción en sus filas, constantes bajas y deserciones. Para resolver el problema, las autoridades militares, y sobre todo los jefes políticos, se esmeraron en reclutar nuevos efectivos mediante la leva. Ante ello, los nuevos reclutas respondieron con el amparo, y ganándolo. En plena lucha armada, tanto Francisco I. Madero como Victoriano Huerta decretaron aumentos en el tamaño del ejército, pero de nada sirvió. La leva adquirió tintes dramáticos, y las deserciones, los amparos y las traiciones continuaron. Palabras clave Revolución mexicana, ejército federal, amparos, jefes políticos, deserciones, leva. Abstract The failure of the Federal Army during the 1910 Revolution was explained in several ways. Above all, its size, which was insufficient, associated to the severe corruption in its ranks, constant desertions and casualties. To solve the problem, the military authorities, and especially the political chiefs outdid themselves to recruit new soldiers through the levy or conscription. And the new recruits responded with a special injunction, which they won. In the middle of war, Francisco L. Madero as well as Victoriano Huerta declared increases in the size of the army, but it was fruitless. The levy acquired dramatic undertones, and desertions, injunctions and betrayals continued. Este artículo fue dictaminado por especialistas de forma anónima. This article has been peer reviewed. Extinguido el Imperio de Maximiliano en 1867, Benito Juárez recuperó el poder, lo cual no gustó a varios de sus adversarios políticos. Uno de ellos constitucionales, Sebastián Lerdo de Tejada ocupó su lugar. El suceso enaramparo del Plan de Tuxtepec, vio coronar sus máximas aspiraciones. Instalado en el poder, Díaz hizo gala de una gran capacidad de negociación. juaristas, lerdistas e inclusive la Iglesia católica, lo cual se facilitó debido aventurero enfermo de poder, tomara las armas arrastrando tras de sí a centenares de personas con vagas promesas de redención, dejando abanazotaba al territorio nacional. atención a prioridades tales como el impulso al desarrollo económico y la -43 ejército federal, jefes políticos, amparos, deserciones: Precisamente, los ferrocarriles cruzaron a lo largo y ancho el territorio najamás pensados, y estimulando tanto a mexicanos como a extranjeros a invertir en la agricultura, la ganadería, la minería, la manufactura, la indusel prodigio llamado electricidad iluminando los principales centros urbanos, palacios de gobierno, calles, moviendo tranvías urbanos y cientos de telares en las fábricas textiles, y los motores para desaguar minas. Apareció la prengubernamental se hizo más completo. La burocracia aumentó tanto en número como en nuevas tareas y funciones. A su vez, la población, estática por muchos años, empezó a crecer y a concentrarse en los nacientes polos de metas fue necesario el convencimiento, las palabras y la razón, y cuando éstas fallaron, se utilizó la mano dura. Pero mientras se cumplían tales provio en la necesidad de tenerlo a su lado. Utilizarlo para resguardar la soberanía nacional de un país de casi dos millones de kilómetros cuadrados, número creciente de efectivos militares, acorde con la transformación del cesario dejar en claro diversas tesis extraídas de la literatura especializada: el monto del presupuesto anual destinado al ejército, ascendió a casi el mario ramírez rancaño
doi:10.1016/s0185-2620(14)70334-2 fatcat:uzdxmw46zvdejowpypjtuqtvz4