La evolución del efecto positivo del silencio de la autoridad en el derecho administrativo ecuatoriano

José Meythaler
2003 Iuris Dictio  
<p>Todo reclamo, solicitud o pedido a una autoridad p&uacute;blica deber&aacute; ser resuelto en un t&eacute;rmino no mayor a quince d&iacute;as, contados a partir de la fecha de su presentaci&oacute;n, salvo que una norma legal expresamente se&ntilde;ale otro distinto. En ning&uacute;n &oacute;rgano administrativo se suspender&aacute; la tramitaci&oacute;n ni se negar&aacute; la expedici&oacute;n de una decisi&oacute;n sobre las peticiones o reclamaciones presentadas por los administrados. En
more » ... administrados. En todos los casos vencido el respectivo t&eacute;rmino se entender&aacute; por el silencio administrativo, que la solicitud o pedido ha sido aprobada o que la reclamaci&oacute;n ha sido resuelta en favor del reclamante</p><p>Esta es la parte sustancial del art&iacute;culo 28 de la Ley de Modernizaci&oacute;n del Estado (31 de marzo de 1993), que dio origen en Ecuador a una nueva forma de ver las relaciones entre el Estado y el ciudadano. El Legislador decidi&oacute; abandonar un sistema odioso que premiaba la vagancia y el autoritarismo de los agentes estatales en desmedro de los intereses de los individuos y la agilidad de las relaciones econ&oacute;micas, factores importantes dentro de un sistema que buscaba dar preferencia a la iniciativa privativa, como nuevo sustento de la econom&iacute;a nacional. El papel tradicional del Derecho Administrativo en el Ecuador, caracterizado por favorecer los intereses de la burocracia y dificultar el ejercicio del derecho de petici&oacute;n, sufr&iacute;a con esta nueva legislaci&oacute;n un cambio de objetivos, en donde el individuo, y ya no el Estado, era la parte fundamental a proteger dentro de la relaci&oacute;n individuo- Estado.</p>
doi:10.18272/iu.v4i7.608 fatcat:txfx25ciofdurkxwdzm57pz4hu