ENTRE RELIGIÓN Y CYBORG: LAS NUEVAS VISIONES "HUMANISTAS" DE LA CIENCIA

Miguel Ferreira
unpublished
Los días 16 y 17 de noviembre de 2007 se celebraron unas jornadas organizadas por el grupo de investigación "narrativas del ries-go" (http://www.unizar.es/riesgo/index.php) de la Universidad de Zaragoza, bajo el título "Ciencia, naturaleza y cultura". En ellas, un conjunto de destacados ponentes a nivel internacional of recieron diversas aproximaciones a la ciencia natural desde perspectivas disciplinares tradicionalmente excluidas del estudio de la ciencia. El objetivo podría definirse como la
more » ... nueva demarcación socio-cultural de la ciencia como dispositivo de conocimiento en las sociedades actuales. La intención del presente trabajo es ofrecer una panorámica general de las propuestas vertidas en esas jornadas, con la intención de divulgar estas nuevas, críticas, heterodoxas y sugerentes visiones de la ciencia, así como aportar algunas reflexiones personales al respecto. Este texto, a su vez, quiere ser una expresión de reconocimiento y agradecimiento a Gaspar Mairal y José Ángel Bergua, promotores y artífices de dichas jornadas. INVESTIGACIONES SOBRE LA CIENCIA Durante mucho tiempo, las reflexiones en torno a la ciencia, su naturaleza y fundamentos, estuvieron reser-vadas, en exclusiva, a la filosofía y a la historia; dos disciplinas que consolidaron la visión de excelencia que se inició con el proyecto ilustrado, según la cual la ciencia no sería sino la máxima expresión de nuestras capacidades racionales, el conocimiento por excelencia; dotado de autonomía, ajeno a toda injerencia, impul-sado por los más altos valores morales y dotado de absoluta rectitud, tanto en su proceder como en la evolu-ción de sus resultados. En los años setenta esta tradición se vio amenazada por las propuestas de Thomas S. Kuhn, hasta cierto punto "heréticas" y que fueron prontamente contestadas por el mismísimo Popper. Se nos ofrecía la posibili-dad de concebir la empresa científica como un proyecto sujeto a revoluciones, a trastocamientos fundamenta-les, a discontinuidades, a errores; y un proyecto, además, en el que las comunidades humanas tenían un papel decisivo en lo relativo a las decisiones que marcaban ese discurrir. Hasta cierto punto, Kuhn inauguró la "humanización" de la ciencia, su desentronamiento de los altares de la lógica y del férreo rigor del método. Su obra sirvió de acicate para que en el seno de la sociología se inaugurase una nueva línea de investigación sobre la ciencia que, abandonando los presupuestos institucionales y normativos de Merton, consid eraba que los factores de naturaleza social eran significativos en la constitución del conocimiento científico y su estudio podía ayudar a comprender mejor, desmitificándola, la empresa científica; una empresa humana y, por lo tanto, social. Se inauguraba la nueva Sociología del Conocimie nto Científico. Tres décadas después, ese proyecto de investigación sociológica de la ciencia, si bien ha producido numero-sos frutos, y ha consolidado a una pequeña comunidad disciplinar, no ha contribuido en demasía, sin embargo , a transformar la visión generalmente asumida de la ciencia. Ésta, no sólo sigue siendo expresión de las
fatcat:ani5vldcqzccjgymnegxpdonne