El Odio es el Peor Contaminante

Slobodan Lang, Carlos Álvarez-Dardet Díaz
1992 Gaceta Sanitaria  
EL ODIO ES EL PEOR CONTAMINANTE Carta enviada a la Hea!thy Cilies Conference celebrada en Barcelona. Septiembre 1991 (traducción Carlos Álvarez-Dardet) Sr. Director: tste es el primer Congreso anual del Proyecto Ciudades Sanas o del Movimiento Ciudades Sanas al que no puedo asistir. Lo siento y os ruego que me disculpéis pero las ciudades y los pueblos de Croada ya no son sanas y están sangrando de muchas maneras. Las casas y también los hospitales, las escuelas y las iglesias están destruidos.
more » ... s están destruidos. El aire, el aguayel suelo están contaminados con varias sustancias. El ruido de las bombas contamina el aire y el ruido de los tanques contamina el suelo, mucha genle ha muerto y más están heridos. Las escuelas no funcionan y más de 200.000 personas han huido de sus casas y los pueblos han muerto. A principios de 1989 tuvimos nuestro Congreso de la Red Europea de Ciudades Sanas en Zagreb. alll hablamos de equidad y vosotros fuisteis el primer grupo al que advertl de que venian tiempos negros para mi pais. La reunión administrativa de Milán fue el primer foro internacional en el que se habló de que 105 asesinatos hablan empezado en Yugoslavia, entonces muy poca gente conocfa la palabra Kosovo. En el Congreso de Estocolmo en 1990, junto con John Ashton propuse una ampliación de la definición de bienestar en nuestra definición de salud. Todos estuvimos de acuerdo en el que el od io era el peor de 105 contaminantes, porque contaminaba el alma. Acordamos que junto al del bienestar físico, pSlquico y social deberla existir un bienestar espiritual. Mi pals está lleno de od io. El odio está en los individuos, en las familias, en los vecinos, en las regiones, as! que debo permanecer en casa. Los musulmanes, los croatas, los albaneses y los eslovenos están siendo atacados con bombas, misiles, tanques yporfuerzas dea pie. La resistencia está formada por hombres casi sin armas. Lo que está pasando en estos dlas no es una guerra étnica entre serbios y croatas sino una guerra entre hombres y acero. Los principios de derechos humanos son la espina dorsal de nu estro trabajo y les aseg uro qu e I os cursos de verano en Du brobni k sobre Ciudades Sanas y sobre derechos humanos se seguirán organizando. En 105 tiempos de la guerra del Golfo llamé a los compai'leros de Jerusalén y les ofreel nuestra ayuda. Ahora somos nosotros 105 que necesitamos de vuestro apoyo. Queremos que aprendáiS de esta experiencia para que se reduzcan las posibilidades de que vosotros o cualquier otra personase vea envuelto en un proceso tan doloroso como el nuestro. Pensad en nuestro sufrimiento, habladle de él a vuestros amigos, hablad de él en las Universidades, escribid sobre él en 105 periódicos, hablad de él en televisión, en los Congresos, en los Hospitales y en vuestro Parlamento. Después de dedicarme cuatro años a luchar contra el odio y a tratar de prevenir la guerra puedo deciros que la paz no es sólo la ausencia de guerra, la pazy la prevención de la guerra es el primer prerrequisito paralasalud. Si el movimiento Europeo de Ciudades Sanas y Salud para Todos desean ser consecuentes con su discurso y desean convertir su discurso en acción, entonces las ciudades y 105 pueblos de Croaciason el campo de pruebas para la consecuencia y la acción. 05 propongo que ciudad por ciudad decidáis si queréis crear una red de solidaridad y amistad con nosotros que nos ayude contando nuestra historia, que nos ayude con material sanitario, ayudas sociales o de otras maneras. Y, por encima de todo, en nuestro nombre alli y donde podáis reclamad el derecho de nuestro pais a la paz, de nuestras ciudades y nuestros pueblos a la Salud y de cada uno de sus ciudadanos a la dignidad. Gracias por todo el apoyo que podais ofrecer, os deseo mucho éxito en vuestro trabajo del Congreso.
doi:10.1016/s0213-9111(92)71111-x pmid:1428588 fatcat:g4rzqmtwxzgvppvu7fzog7gy3u