Diagnóstico de leucemia aguda linfoblástica a raíz de un dolor torácico

M. Junyent Priu
2004 Atención Primaria  
Introducción. La leucemia aguda es la neoplasia más frecuente en niños; en el 80% son leucemias linfoides agudas, mientras que en adultos, la mayoría son leucemias mieloides agudas 1 . Las manifestaciones clínicas no suelen preceder al diagnóstico en más de 3 meses aunque, en ocasiones, la leucemia aguda linfoblástica puede diagnosticarse al practicar una analítica por cualquier otro motivo, aunque lo habitual es que los enfermos presenten síntomas de insuficiencia medular provocada por la
more » ... ovocada por la proliferación blástica 2 . El dianóstico de dicha entidad se basa en el estudio citomorfológico e inmunohistoquímico de las células leucémicas (blastos), así como en el examen citogénetico, por el significado pronóstico que confiere a la leucemia aguda linfoblástica 3 . Caso clínico. Mujer de 33 años que acudió a nuestro centro por dolor en el hemitórax derecho de características mecánicas, irradiado a espalda y brazo derecho, de 2 días de evolución. Dicho dolor se inició tras la realización de un esfuerzo físico. La enferma no refería otra sintomatología clínica. Como antecedentes personales destacaban: síndrome vertiginoso diagnosticado en el año 1995 sin tratamiento en la actualidad, síndrome ansioso-depresivo de años de evolución en tratamiento ocasional con bromazepam. En la exploración física, la paciente estaba febricular (37,5 ºC), con el resto de constantes mantenidas y presentaba petequias en la cara interna de ambas extremidades superiores y adenopatías laterocervicales y supraclaviculares de tamaño inferior a 1 cm, rodaderas e indoloras. El resto de la exploración física por aparatos fue normal. Ante los hallazgos de la exploración física se decidió la práctica de una analítica, objetivándose una bicitopenia (eritrocitos 3,27 × 1.0 12 /l; hemoglobina, 10,2 g/dl; hematocrito del 28% y plaquetas de 19,900/l), con normalidad de la serie blan-ca y discreta elevación de las LDH (574 U/l). La bioquímica, el perfil hepático y la coagulación eran normales, así como la radiografía de tórax y el electrocardiograma. Con el diagnóstico de bicitopenia a estudio, la paciente ingresó en nuestro centro; en el mielograma se objetivó un aspirado medular marcadamente hipercelular, con escasos precursores de las 3 series hematopoyéticas y con infiltración masiva por células blásticas de tamaño variable, de núcleo irregular, cromatina laxa y citoplasma muy escaso y sin granulación. Tras el estudio inmunológico y citogenético, fue diagnosticada de leucemia aguda linfoblástica de estirpe B con coexpresión de CD13, CD4, CD56 y CD38, BCR-ABL + recibiendo tratamiento quimioterápico de inducción. Discusión y conclusiones. Las manifestaciones clínicas de la leucemia aguda linfoblástica dependen, por una parte, de la insuficiencia medular provocada por la proliferación blástica y, por otra, de la infiltración de los distintos órganos y tejidos. El comienzo de dicha entidad es casi siempre agudo y las manifestaciones clínicas no suelen preceder al diagnóstico en más de 3 meses, aunque de forma inhabitual puede diagnosticarse al practicar una analítica por cualquier otro motivo 2 . En la mitad de los pacientes se detecta fiebre, en general a causa de una infección, aunque en el 25% de los casos su origen es tumoral. En el 50% de los pacientes se objetiva una diatesis hemorrágica cutánea o mucosa. En un 71% de los casos se objetiva un síndrome constitucional, adenopatías periféricas en un 55%, esplenomegalia en un 40%, hepatomegalia en un 60-80% y ensanchamiento del mediastino en un 18% de los casos. Se observa anemia y trombopenia en un 94 y un 90% de los casos, respectivamente 4 . En esta paciente afectada de una leucemia aguda linfoblástica, los únicos datos a favor de esta entidad eran los hallazgos en la exploración física (febrícula, adenopatías periféricas y petequias localizadas en zonas inhabituales), dado que la clínica no era sugestiva de leucemia aguda. Se han descrito formas de presentación atípica de esta entidad; en forma de abdomen agudo 5 o en forma de dorsalgia 6 , aunque en nuestro caso sería más bien un hallazgo casual. De no haber solicitado la analítica a su llegada a urgencias, la paciente hubiera sido diagnosticada tardíamente de esta enfermedad, con el consiguiente empeoramiento pronóstico e inicio de un tratamiento efectivo a priori.
doi:10.1016/s0212-6567(04)78894-0 pmid:15117638 fatcat:3x7hwtgvzvhdbgwscydm76ytti