Taller sobre tecnología lítica

Clifford Evans
1987 Estudios Atacameños  
Durante los meses de noviembre y diciembre de 1976, viajé con Dennis Stanford y Betty Meggers a Sudamérica, contactando con arqueólogos estudiosos de las culturas paleoindias y arcaicas, visitando sitios, museos y aun comparando colecciones. Concluimos todos que las investigaciones arqueológicas paleoindias no podrían avanzar bien sin que los investigadores de campo, alejados y dispersos, no se juntaran y clarificaran sus puntos de vista. Estos investigadores estaban trabajando aisladamente,
more » ... do aisladamente, mientras que los estudios paleoindios necesitan ser tratados bajo una visión continental. Muchos investigadores carecían de las últimas informaciones sobre técnicas experimentales vinculadas con la duplicación de artefactos, fracturamiento óseo y manipulación de artefactos líticos, etc.; ellos también carecían de un vocabulario común. Tampoco se conocían personalmente. Esta falta de comunicación y bases comunes en el campo de las investigaciones paleoindias tenía que ser superada para permitir un futuro desarrollo de la disciplina. La Universidad del Norte (Chile) ofreció su cooperación para realizar un encuentro en la ciudad de Antofagasta entre los días 21 y 29 de octubre de 1978, copatrocinado por el Smithsonian Institution. La National Geographic Society proporcionó los fondos adicionales. Organización y temas del taller-seminario El taller-seminario fue conducido en español y en portugués, pero se tomó especial cuidado, con la ayuda de varios miembros multilingües del grupo, para asegurar que las ideas fueran claras para todos. Los coorganizadores del seminario, Lautaro Núñez y Clifford Evans, también actuaron como moderadores de las exposiciones y discusiones. En las sesiones de las mañanas, los participantes resumieron las áreas particulares sobre sus investigaciones paleoindias, exhibiéndose diapositivas, croquis, mapas y artefactos. A estas exposiciones siguió una discusión informal y muy animada que invariablemente continuó en la hora de almuerzo. Stanford analizó numerosos artefactos líticos durante esas discusiones, diferenciando aquellos que él creía que eran legítimos de aquellos que representaban solamente desechos de talla, primeras etapas de manufactura, etc., provenientes de canteras y talleres (Figura 1). Estas observaciones sirvieron de base para las demostraciones diarias de Stanford sobre la manufactura de artefactos hechos sobre varios tipos de rocas. La pericia técnica de Stanford en este campo sirvió de gran inspiración a todo el grupo, dejando un notable y nuevo consenso. En estas demostraciones de las tardes, Stanford tomó bloques de materia prima y obtuvo por golpes, piezas del bloque para demostrar cómo podrían ser hechas las preformas, y cómo los artefactos podrían ser elaborados, a su vez, desde estas preformas (Figura 2). Las demostraciones confirmaron los puntos que él había tratado en las mañanas acerca del reconocimiento de diferentes materiales: los así llamados artefactos podrían ser simplemente materiales desechados a través del proceso de talla. Stanford también demostró cómo golpes casuales dan lugar a tensiones internas en los materiales de los bloques, y que posteriormente controlan la fractura e impiden la reducción de la masa (Figura 3). Se demostró el significado de la "fractura de bisagra", cómo adelgazar una gruesa preforma y cómo al final de las etapas de talla del artefacto puede aplicarse un lascado por presión, además de los golpes de un "martillo duro" y de un "martillo blando" en el trabajo de percusión. Todos participaron en estas demostraciones. Con gran destreza y paciencia, Stanford explicó en detalle cada 1 Smithsonian workshop on paleo-indian lithic technology in
doi:10.22199/s07181043.1987.0008.00003 fatcat:zwqb2gx6drgwpllvhhxyey3ueq