Notas sobre Andrés Bello y América Latina

Raymundo Barros Charlín
2011 Estudios Internacionales  
Sabemos que es una virtud de la edad madura de las naciones, pensarse a sí mismas. Difícilmente sin un ejercicio dilatado de vida puede un pueblo "preocuparse" por desentrañar sus esencias o, al menos, sus particularidades más íntimas, que sólo serán aquellas más permanentes. En este aspecto, los países recién independizados de Hispanoamérica, fueron precoces ante la urgencia de elegir un "proyecto civilizador" determinado. Sabemos, también, quiénes fueron los "adelantados" del pensamiento
more » ... el pensamiento latinoamericano. Cada nación en esta área del mundo venera o vitupera (o ambas cosas) a sus "prohombres" del intelecto inicial. Hablando de este tópico, dice el novelista y ensayista argentino Ernesto Sábato que: "frente a la de Sarmiento, hay otra presencia magnífica, la de Bello, hombre que había estudiado filosofía y ciencias en Londres, sistemático y riguroso. Un creador que realizó una obra asombrosa, si se tiene en cuenta el medio en que le tocó actuar, hasta el punto de que uno se pregunta lo que podría haber dado su genio de no haber venido -de pura generosidad y patriotismo-a estas tierras terribles, en que muchas veces hubo que hacer la patria con un libro en una mano y una espada en la otra.
doi:10.5354/0719-3769.1982.16065 fatcat:tb6qodrn6fgrnk552bgtpcag2i