Hacia una literatura sin ficción

José Juan, Javier Millás, Cercas, Antonio Molina, Juan Millas, Javier Cercas, Antonio Molina, Agnieszka Kłosińska-Nachin, Javier Cercas, Juan Millás, Antonio Muñoz, Molina (+4 others)
unpublished
Resumen: El artículo se propone reflexionar en torno a la llamada literatura sin ficción a partir de opiniones (especialmente las expresadas en la prensa diaria) de Juan José Millás (1946), Javier Cercas (1962) y Antonio Muñoz Molina (1956). La predilección por este tipo de literatura, así como una intensa actividad periodística de estos autores, dan lugar a una reflexión más general sobre el papel de la literatura y del escritor en la actualidad, frente a los cambios poco favorables a las
more » ... idades. Palabras clave: literatura sin ficción, Abstract: This article aims to analyse so-called non-fiction on the basis of opinions (particularly those voiced in the daily press) of Juan José Millás (1946), Javier Cercas (1962) and Antonio Muñoz Molina (1956). The preference for this type of literature and the intense journalistic activity of these authors give rise to more general reflection about the role of literature and the writer today in the face of unfavourable changes in the humanities. El papel que ocupa la literatura en la sociedad de hoy se ha vuelto incierto. Por doquiera se mire, nos llegan los mensajes sobre la inutilidad de las humanidades, que no saben hacerse partícipes del vertiginoso progreso de las nuevas tecnologías ni tampoco cooperar con las empresas en sus nuevos proyectos, concebidos a fin de mejorar nuestro día a día. La crisis ha desenmascarado lo que quizás sea el pecado mayor de la literatura: su incapacidad para remediar la incompetencia de los banqueros y de los economistas. Por otro lado, las voces que vienen de los profesionales de las humanidades llevan décadas anunciando cambios trascendentales. Desde que se ha proclamado la muerte del autor (Barthes, 1987), los lectores pasaron a convertirse en autores y la cultura-nos dicen-se ha vuelto más participativa, ya no hay élites ni autoridades, y el público, desde múltiples canales puede contar sus historias, compartirlas y hacérnoslas llegar hasta las pantallas de nuestros móviles para que las disfrutemos en el momento menos esperado del día y de la noche (Jenkins, 2008). Todo ello sellado por los estudios culturales desde los que se nos dice que el texto literario ha perdido el estatus privilegiado que llevaba siglos detentando dentro de la cultura. La pregunta que yo quiero plantear dentro de este panorama (que en absoluto quiero que aparezca vol. 2 (2015): 7-16
fatcat:n2emna5cs5grhn4lhrj47ossru