Keith B. Griffin y John L. Enos. Planning development. Londres : Addison-Wesley Publishing Company, 1970. 293 p

Alejandro Rodríguez y González
1973 Estudios Demográficos y Urbanos  
Críticas de las teorías y la política burguesa de la población, Santiago de Chile, Centro Latinoamericano de Demografía, 1971, 483 pp. El estudio y la investigación sistemática de los problemas demográficos en general, y de la relación entre el crecimiento de la población y el desarrollo económico en particular, se ha desarrollado, en la mayoría de los países latinoamericanos, siguiendo tendencias establecidas por las corrientes de pensamiento norteamericanas (principalmente) y europeas, lo
more » ... y europeas, lo cual ha implicado necesariamente la utilización de enfoques formalizados por los seguidores de dichas corrientes. Sin embargo, la influencia de otro tipo de factores que han actuado en sentido contrario (como la madurez política de los investigadores brasileños y las nuevas condiciones surgidas recientemente en países como Chile y Perú) ha hecho posible el conocimiento, la difusión y discusión de artículos y libros sobre fenómenos demográficos en los que se critica abiertamente los enfoques, métodos, conclusiones, etc., tradicionales en la medida en que sean consecuencia de una ideología específica. Smulevich, autor soviético, presenta en este libro, además de una crítica "de las teorías y la política burguesa de la población" con base en concepciones marxista-leninistas, algunas alternativas para el estudio de los problemas demográficos, e intenta establecer una teoría marxista de la población, utilizando para ello aspectos teóricos presentados por Marx en El capital y la práctica socialista contemporánea de la Unión Soviética. Principia haciendo la distinción entre la forma en que se desarrolla la población (su crecimiento físico y su relación con el sistema productivo) dentro del régimen capitalista y dentro del régimen socialista, ya que para el materialismo histórico, el tipo de reproducción de la población está condicionado por "el lugar que ocupa la fuerza productiva viva -los trabajadores-en determinado modo de producción, en determinado régimen de producción (base de la sociedad)" (p. 14). Señala, en primer lugar, las leyes de población formuladas por Marx en El capital, particularmente la que se refiere a la creación de una superpoblación relativa y afirma que "no es la reproducción de la población la que determina la superpoblación relativa, sino al revés: la superpoblación relativa influye sobre la reproducción de la población" (p. 19); es decir que, en último análisis, es el sistema económico de producción y distribución de los bienes materiales el que determina el desarrollo y la reproducción de la población. En este sentido, en el sistema capitalista, debe prevalecer un tipo de reproducción de la población obrera de "rápido cambio de generaciones", de acuerdo con las necesidades del sistema económico (lo cual debe diferenciarse, por otro lado, de la teoría del bienestar que enuncia: el tamaño de la familia es inversamente proporcional a los salarios). I En cuanto al papel del Estado -afirma el autor-, éste sería el de apoyar los intereses de los capitalistas y su función estará limitada respecto a los programas de servicios sociales que benefician a la población, dentro de un marco en el que únicamente se buscará el "fortalecimiento político del régimen burgués". De esta manera, las políticas de migración, educación, capacitación de trabajadores, salud pública, etc., estarán dirigidas exclusivamente 106
doi:10.24201/edu.v7i01.238 fatcat:wb5cudr6ijhbbj7qx5vjrjsykm