Kami-dō, experiencias en torno a la investigación, aprendizaje y práctica del arte, a través del papel hecho a mano

Maria Carolina Larrea Jorquera
2016 Tercio Creciente  
<p>Durante principios de los 90's entramos en contacto con el arte del papel hecho a mano como una manera de experimentar nuevos soportes. Poco a poco al redirigir nuestra motivación hacia el papel de plantas, nos fuimos acercando cada vez más a la naturaleza. Esto significó el estudio y observación de sus ciclos de vida, clasificación y constitución; los recursos naturales también fueron jugando un rol importante en esto (el agua, el sol, el fuego, etc), pues cada vez nos fuimos adentrando en
more » ... imos adentrando en el mundo antiguo del papel donde se aprovechaban los ciclos y cualidades del entorno natural, así como también comprender el rol que cumplió el papel en las culturas principalmente de extremo Oriente y Japón en particular, que dan cuenta de un método de trabajo más meditativo y conectado profundamente con la naturaleza. Todo esto fue transformando la percepción en nuestro quehacer artístico, trasladando el proceso creativo desde antes de plasmar alguna imagen sobre algún soporte, considerando el trabajo de transformación de la materia, como los primeros pasos hacia la conformación de la obra, que en conjunto con el desarrollo o más bien despojo de todo elemento innecesario de la imagen, van dando vida a un lenguaje expresivo que está profundamente ligado a un modo de vivir el arte y en el arte. Un camino o dō (dao o Tao), que derivando del concepto del camino del arte del Budismo Zen, Geidō, lo hermanamos con la palabra referida al papel, Kami, para denominar nuestro camino de investigación, enseñanza y creación a través del papel como Kami-dō.</p>
doi:10.17561/rtc.n10.3 fatcat:obocr5rhsjbexceas2irvuc2py