Pero... ¿Tienen futuro las bibliotecas?

Andoni Calderón-Rehecho
2019 Anuario ThinkEPI  
Resumen: Se aborda el futuro de la biblioteca considerando tanto los documentos predominantes en cada momento histórico como soportes en la transmisión del conocimiento, como las sociedades que los utilizan. Los documentos condicionan el ciclo de vida del conocimiento, que cambia constantemente. Así, por ejemplo, ahora estamos en el ciclo de la ciencia abierta. Se aventuran posibles escenarios según estudios realizados por organizaciones relevantes como ALA (American Library Association),
more » ... Association), Sconul Abstract: The future of libraries is discussed considering both the predominant documents in each historical moment as media for the transmission of knowledge, as the type of societies that use them. Documents determine the life cycle of knowledge, which changes constantly. So, for example, we are now in the cycle of open science. Possible scenarios are ventured according to studies carried out by relevant organizations such as ALA (American Library Association), Sconul (Society of College, National and University Libraries), MIT (Massachusetts Institute of Technology) y NMC (New Media Consortium). Publicado en IweTel el 7 de mayo de 2019 Andoni Calderón-Rehecho https://orcid.org/0000-0002-9948-2825 Universidad Complutense de Madrid Biblioteca acaldero@ucm.es A Nieves (González-Fernández-Villavicencio) Podemos estar confinados en una cáscara de nuez sin dejar de considerarnos reyes de un espacio infinito (Hawking, 2018, p. 65) En junio de 2018, en las jornadas de BibliomadSalud, intervine para dibujar un posible futuro de las bibliotecas, haciendo tres advertencias preliminares: mi nulidad como futurólogo, mi autopercepción como apocalíptico integrado en el mundo de las TIC y mi sentimiento como historiador de formación de que el progreso continuo no existe, o cuando menos, no existe sin contexto, lo que conlleva que el progreso de unos puede (suele) deberse al retroceso de otros. Aunque me gustaría, no puedo ser tan optimista como el Pinker de En defensa de la ilustración. Debido al lapso de tiempo transcurrido he buscado el apoyo de fuentes adicionales. Mi primera afirmación subraya que es evidente que las bibliotecas desaparecerán. Siento que es algo incuestionable y que cualquier intento de defender lo contrario está llamado a un rotundo fracaso. La
doi:10.3145/thinkepi.2019.e13b02 fatcat:nvavze6z3naflk2cvjpxhokp5m