Respuesta de indicadores nutricionales en vaquillas suplementadas con semillas de soja y algodón en Chaco, Argentina

G. A. Koza, N. B. Mussart, S. A. Fioranelli, G. M. Álvarez Chamale, J. A. Coppo
2009 Revista Veterinaria  
<p>El objetivo del ensayo fue comparar los efectos de las semillas enteras de algodón y soja como suplementos energético-proteicos invernales en vaquillas cruza cebú sobre pasturas naturales del nordeste argentino. Noventa vaquillas de alrededor de 180 kg de peso se dividieron en 3 lotes de 30 ejemplares cada uno (10 Braford, 10 Brangus y 10 Limusin), a saber: lote SS (suplementado con semillas de soja: 2,60 kg/animal/día), SA (con semillas de algodón: 2,40 kg/animal/día) y CN: control sin
more » ... N: control sin suplemento. Durante el primer y segundo inviernos (126 y 131 días), mensualmente fue evaluado el peso, signos clínicos e indicadores hemáticos de estado nutricional. En promedio, los pesos finales fueron de 238,72 kg en SS, 236,10 kg en SA y 218,52 kg en CN (p=0,04). Entre las distintas razas no se registraron diferencias significativas de peso ni parámetros de laboratorio. Las vaquillas suplementadas revelaron favorables aumentos de variables de los perfiles eritrocitario, proteico, lipídico y mineral. SA indujo los más altos valores de hematocrito y magnesio (deseables), así como de colesterol total, AST y GGT (indeseables), en tanto que SS generó los niveles más elevados de urea (deseable) y LDH (indeseable). Las elevaciones de lípidos y enzimas son relacionadas a una ligera sobrecarga hepática, la<br />cual no repercutió en el estado general de salud de ningún animal. Tal ausencia de efectos secundarios de nivel clínico, aunada al aumento de peso y la mejoría de varios componentes del medio interno, justifican la utilización de las semillas oleaginosas ensayadas como suplemento energético–proteico invernal de ganado en crecimiento en la zona chaqueña de Argentina. El estudio comparativo efectuado no permite preferenciar un suplemento sobre el otro, pudiendo dirimirse la opción a través del beneficio económico devengado por cada uno de los tratamientos.</p>
doi:10.30972/vet.2011876 fatcat:4degkcpdrzbo3pcrebrqdsipo4